Las consolas…¿Una amenaza tóxica?

Empresas

Sony, Nintendo y Microsoft responden a las acusaciones formuladas por Greenpeace y aseguran que sus productos no entrañan ningún peligro para los usuarios

Sony, Nintendo y Microsoft han respondido a Greenpeace asegurando que sus consolas no son tóxicas.
Y es que la organización ecologista había afirmado que, tras haber realizado unas pruebas con la Playstation 3 de Sony, la Wii de Nintendo y la Xbox 360 de Microsoft,  había encontrado que todas contienían químicos peligrosos y materiales como policloruro de vinilo, ftalatos, berilio y bromo.
La industria de los videojuegos es una de las de más rápido crecen. Según datos de Greenpeace, en el año 2007 se vendieron más de 60 millones de consolas y el mercado creció un 14 por ciento respecto al año anterior, por eso demanda a las tres compañías que diseñen y fabriquen videoconsolas sin utilizar compuestos tóxicos.
Desde Sony aseguran que están avanzando para reducir y reemplazar esas sustancias pero que de momento pueden garantizar que, en sus productos, se da un buen uso a los materiales químicos.
Microsoft  afirma que sus materiales cumplen ampliamente los criterios y las normas que apuntan a reducir el impacto ambiental de los electrónicos de consumo.
Por último, Nintendo afirma que sólo venden productos que han aprobado los estrictos criterios de cada país.
Por otro lado Greenpeace también asegura que las consolas contribuyen a la basura electrónica, ya que terminan en improvisados e  inseguros basureros en los países en desarrollo.
 
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor