Las empresas alemanas de energía solar disparan su producción

Empresas

La demanda de energías renovables es tan alta en Alemania que las empresas han tenido que aumentar su capacidad, aunque el acceso al silicio sigue siendo su caballo de batalla.

Q-Cells, el segundo productor de energía solar del mundo después de la japonesa Sharp Solar, registró un 52 por ciento más de beneficios, según los analistas de este mercado. Sus acciones crecieron un 0,75 por ciento hasta alcanzar los 64,62 euros por acción ayer, en un día en el que los índices de la Bolsa alemana habían caído.

Por el contrario, las acciones de Ersol cayeron un 1,3 por ciento, después de que el fabricante de celdas solares registrase una bajada de beneficios del 27 por ciento en el segundo trimestre, debido sobre todo a la subida del precio de la producción de placas finas y de plantas de células solares.

La clave está en el silicio. Las empresas que tienen buenos contratos para suministro de silicio van mejor que las que no lo tienen.

Otras empresas alemanas han confiado en la exportación. SolarWorld, por ejemplo, dice que obtuvo buenos resultados en el segundo trimestre porque está beneficiándose del crecimiento de las energías alternativas fuera de Alemania. El fabricante de obleas,  células y módulos solares obtuvo un 32 por ciento más de beneficios en el segundo trimestre. Esta empresa está muy bien situada en Estados Unidos después de comprar la división de Shell dedicada a la producción de silicio y adquirir otra planta para la producción de obleas y células solares.

Entre los países más interesantes para las empresas alemanas se encuentran España, Portugal, Italia y Estados Unidos, porque son los que están adaptando ahora sus leyes sobre energías renovables y haciéndolas similares a las alemanas.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor