Las operadoras de telecomunicaciones europeas, en problemas

OperadoresRedes

Telefónica estudia qué hacer para que las pérdidas en Telecom Italia no alteren sus buenos resultados y Telekom Austria pasa a ser la novia pretendida de los gigantes del sector.

La situación en el mercado de las telecomunicaciones europeo es irregular. Las pérdidas y las alzas conviven entre las principales empresas de telefonía del Viejo Continente, que ven como los lazos de unión (e inversión) existentes entre ellas podrían perjudicarles a medio plazo.
Telecom Italia acaba de asumir que, aunque superando sus peores previsiones, ha perdido un 24 por ciento en el beneficio neto del primer semestre de 2008. Estos resultados arrastraron en primer lugar a la propia compañía, pero ahora pueden afectar a sus accionistas y compañeras de sector en mejores condiciones.
Así, Telefónica debe hacer frente al impacto que estos resultados tendrán en los suyos propios. La compañía podría verse obligada a amortizar el valor de sus acciones, corrigiendo el valor inicial al que fueron compradas y que no es el actual. 
Aunque la compañía ha hecho frente a una caída del beneficio neto en el primer semestre del año, había anunciado que no cambiaría su previsión de crecimiento ni efectuaría ningún movimiento corrector. La variación del valor de su participación en Telecom Italia podría cambiar irremediablemente esta situación.
Por el momento, los accionistas de la operadora italiana han anunciado que no efectuarán ninguna rebaja en el valor contable de las acciones, como apunta Expansión, ya que se muestran esperanzados en el camino que seguirán en el futuro.
Caso austriaco
Pero Telecom Italia no es la única operadora en problemas. Telekom Austria acaba de reducir su beneficio semestral ante la situación del mercado en un 18,6 por ciento, lo que ha abierto un nuevo campo de acción para los gigantes del sector en Europa.
La compañía ha anunciado en una entrevista, que recoge Cinco Días, que está abierta a todas las ofertas de combinación con otras empresas del sector, algo que su máximo responsable no ve como una amenaza sino como “una gran oportunidad de crecimiento y creación de valor”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor