Las pruebas de la red 4G, prometedoras

Movilidad

El consorcio creado por fabricantes de móviles y telecomunicaciones, como Nokia, Nortel, T-Mobile, Vodafone, France Telecom y Alcatel acaba de concluir la primera fase de pruebas de la red inalámbrica 4G, y los resultados son esperanzadores.

Con la subasta en enero del segmento de 700MHz en Estados Unidos y el lanzamiento por parte de Sprint de su red WiMAX, la banda ancha inalámbrica ha conseguido ser noticia con bastante frecuencia estos últimos meses. Sin embargo, el rendimiento de las redes inalámbricas 3G no ha cumplido con las expectativas, por lo que muchos tienen ya puesta la mirada en la próxima revolución: el mundo de las 4G.

 

En las pruebas realizadas por este consorcio de empresas se utilizó el proyecto 3GPP LTE (Long Term Evolution), una especificación de banda ancha inalámbrica 4G que trata de acoplar el rendimiento de la actual UMTS a las necesidades del futuro. El objetivo de LTE es ambicioso: velocidades de 100 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida, latencia inferior a los 5 milisegundos para ciertos casos de tráfico IP y soporte no inferior a los 200 usuarios simultáneos en cada porción de espectro de los 5MHz utilizado.

Las pruebas se realizaron tanto en el laboratorio como fuera de él, en entornos urbanos. LSTI utilizó sistemas de radio multi-antena y antena única, y fue capaz de alcanzar los objetivos de rendimiento en todos los casos, tanto para operaciones estacionarias como móviles.

No obstante, la realidad de esta red es aún lejana. Según las previsiones de la LTE, no llegaría al mercado hasta el 2010.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor