Las ventas de Nokia aumentan un 22 por ciento

Movilidad

En manos de Olli-Pekka Kallasvuo, Nokia obtiene, por fin, cifras de negocio decentes. Aún así, no hay que perder de vista a Motorola, que podría remontar y alcanzar el próximo año a los suecos.

Según Neil Mawson, director asociado de Strategy Analytics, “si Motorola sigue como hasta ahora, podría superar a Nokia en la primera mitad del 2007”.

Entre las dos compañías se reparten el 55 por ciento del mercado global de teléfonos inalámbricos, seguidos por Samsung y un renovado Sony Ericsson que ha conseguido adelantar a LG de nuevo. Siemens/BenQ se ha quedado fuera de juego.

Las ventas de Nokia en China y el Sudeste asiático han crecido de forma espectacular: un 58 y un 79 por ciento respectivamente. Sin embargo, su estrategia en Norte América se ha quedado rezagada. La compañía admite que su caída en el segundo trimestre del 2006 fue consecuencia de una importante cancelación de un pedido de teléfonos de prepago.

Está también el asunto de su retirada del consorcio con Sanyo para fabricar teléfonos inalámbricos con tecnología CDMA. En vez de eso, Nokia se va a centrar en unos cuantos mercados claves para este estándar, sobre todo en Norte América.

Nokia ha anunciado que prefiere esforzarse en su propia división de investigación y fabricación CDMA a partir de abril del 2007, lo que suena más a que piensa abandonar este segmento de negocio.

Desde luego, esto no tiene nada que ver con los teléfonos W-CDMA de tercera generación. La cuota de mercado de Nokia en este segmento ha crecido un 30 por ciento. Este negocio será clave y es uno de los que Motorola necesita reforzar si quiere alcanzar a Nokia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor