Le reemplazan el cráneo por una prótesis realizada mediante impresora 3D

ImpresiónWorkspace
0 0 No hay comentarios

Un policarbonato con la forma exacta del cráneo de una paciente holandesa ha reemplazado tras una complicada operación el hueso original que a causa de una enfermedad no dejaba de crecer con el consiguiente riesgo para la salud de esta mujer. La impresión 3D ha hecho posible esta sustitución. Os mostramos un vídeo de la intervención pero avisamos de que su visionado puede afectar a los estómagos más sensibles.

Una mujer holandesa de 22 años sufría una enfermedad que hacía que los huesos de su cráneo no dejase de crecer, lo que le afectaba de diversas maneras, especialmente incrementando la presión sobre su cerebro afectando a diversas áreas, en concreto a la de la visión, poniendo en peligro su vida.

Un equipo de neurocirujanos del Centro Médico de la Universidad de Utrecht han logrado retirar la parte superior de su cráneo y sustituirla por una prótesis de termoplástico realizada mediante una impresora 3D. El material con el que hasta ahora se habían realizado intentos previos similares es PEKK (polieteretercetona) es altamente resistente a presión y temperatura y precisamente gracias a la tecnología de impresión 3D su coste no es inasumible, pero en esta ocasión el material empleado es otro cuya naturaleza y composición, aunque se sospecha similar, no ha sido divulgado.

Una empresa australiana ha sido la encargada de confeccionar este craneo artificial y lo cierto es que su condición transparente no cumple una función específica pero sí que permite algo tan sorprendente como útil en casos sanitarios: poder inspeccionar el aspecto y vascularización del propio cerebro a simple vista.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=IXcz3OdHSHk[/youtube]

El desorden craneal que sufría la paciente había hecho que la capa ósea que protege el cerebro se hubiese engrosado hasta los 5 cms. desde los 1,5 habituales. La técnica en este caso ha permitido la sustitución de gran parte de los dos hemisferios craneales así como la parte superior, pero podría ser de aplicación también en casos menos espectaculares en los que haya fractura craneal.

El gran potencial de la impresión 3D permite que tras efectuar una medición del cráneo se pueda obtener una pieza que replique el aspecto original (en este caso, reduciendo el grosor) con lo que se asegura una perfecta adaptación.

vINQulo

Dutch News

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor