Lecciones de liderazgo para las empresas de la era post-crisis

Empresas

La empresa post-recesión debe adoptar una nueva cultura empresarial más abierta y plural.

La crisis ha cambiado la forma de hacer negocios. No sólo en la búsqueda de soluciones que optimicen procesos de negocio a la vez que ahorran costes o en la implantación del más con menos.

Un estudio elaborado por Hays concluye que la recesión ha apuntalado nuevos valores que comienzan a calar en la gestión del personal de empresas de todo el mundo. Con el objetivo de crear una cultura empresarial abierta y plural los responsables de recursos humanos están abrazando nuevas herramientas y prácticas muy ligadas a las nuevas tecnologías.

La implantación de una cultura abierta debe ir en paralelo con la capacidad de escuchar a empleados y clientes externos. Algo así como mirar por la ventana en lugar de mirar un espejo. Para conseguir una colaboración interna y una comunicación externa bidireccional, las empresas post crisis pueden echar mano de las redes sociales (las de masas y las profesionales).

Otro de los pilares maestros es la eliminación de jerarquías en la estructura directiva. El nuevo líder ha pasado de ser un visionario que tiene todas las respuestas a un líder inspirador que sabe guiar a su plantilla para que encuentre las respuestas.

Esto implica una relación más cercana con el empleado, que el líder deje abierta la puerta del despacho e interactúe más con su fuerza laboral. La solución a las barreras físicas y de agenda que pueden obstruir estas acciones apunta una vez más a la tecnología; desde foros corporativos hasta video-reuniones.

“Los líderes tienen que adaptarse y asumir un papel colaborador más allá del mando”, recomiendan desde Hays. Es “una curva de aprendizaje a la que deben someterse algunas organizaciones”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor