Lee Kun-Hee vuelve a Samsung a pesar de su pasado prevaricador

Empresas

La compañía intenta recuperar a los miembros de la familia fundadora: el papel de Kun-Hee aún no está claro.

Lee Kun-Hee, el CEO de Samsung que tuvo que abandonar la compañía en 2008 en medio de un escándalo por fraude, volverá a la firma en medio del intento de la firma por volver a poner la empresa en manos de la familia fundadora.
Kun-Hee dejó su puesto en abril de 2008 tras ser llamado por un tribunal de Corea a declarar por prevaricación y evasión de impuestos. “Presento mis más profundas excusas por la preocupación generada a causa del problema de la investigación especial. Me haré cargo de toda la responsabilidad legal y ética de los cargos”, señalaba entonces el CEO, que se enfrentaba a la posibilidad de pasarse un lustro entre rejas.
La justicia coreana lo declaró culpable de evasión de impuestos, aunque no le impuso penas de cárcel. Kun-Hee sólo debía abonar una multa del equivalente a 109 millones de dólares.
Ahora, dos años después, el CEO vuelve con su pasado legal a cuestas a la compañía, en la que asumirá un puesto que aún no está claro, tal y como publica The Wall Street Journal.
La firma quiere así recuperar a los miembros de la familia fundadora en la ejecutiva. La tradición coreana mantiene unos lazos muy sólidos entre las familias propietarias de las empresas y sus propios negocios. Jay Y. Lee, el hijo de Kun-Hee, es, de hecho, el nuevo director de operaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor