Lenovo carga su negocio móvil sobre las espaldas de Motorola

EmpresasMercados FinancierosMovilidadSmartphones

A pesar de las dificultades que se ha ido encontrado últimamente, Lenovo confía en volver rentable su Mobile Business Group en cuestión de seis a nueve meses.

Durante su último trimestre, Lenovo ha logrado ciertos avances, como subir al 20,6% de cuota mundial en PCs, aumentar la presencia de sus smartphones fuera del mercado local chino o aferrarse a la tercera posición en tabletas a pesar de la mala situación que está pasando este segmento tecnológico.

Pero aún así no ha cumplido con sus expectativas financieras. En el primer cuarto del año, la compañía asiática ha sufrido ciertos golpes que ella misma ha destacado como las caídas respectivas del 80% y del 51% en ingresos antes de impuestos y netos.

En cuestión de movilidad, el negocio procedente de Motorola aportó 1.200 millones de dólares en el Q1 de los 2.100 millones conseguidos por todo el Mobile Business Group en el que se integra. Sin embargo, las distribuciones de smartphones Motorola cayeron un 31% hasta los 5,9 millones por diferentes temas.

Desde cuestiones de inventario al agravamiento de la rivalidad y problemas económicos en algún país importante para la marca Motorola, como es el caso de Brasil, han tenido que ver en este descenso.

“Durante el último trimestre, nos enfrentamos tal vez el entorno de mercado más difícil de los últimos años”, ha indicado Yuanqing Yang, presidente y CEO de Lenovo. Y lejos de esperar a ver qué pasa de ahora en adelante, su compañía ha decidido implementar cambios ya mismo.

“Para construir a largo plazo crecimiento sostenible, tenemos que tomar acciones proactivas y decisivas en cada parte del negocio”, comenta Yang. Así, “vamos a integrar más los elementos que proceden de adquisiciones con nuestros negocios existentes de Móvil y Empresa, mientras construimos el modelo de negocio y la estructura de costes adecuados”.

También se planea “reducir los costes” en PC, alcanzar en este segmento particular el 30% de cuota mundial y “aumentar la eficiencia”.

A pesar de los resultados del primer trimestre, Lenovo sigue apostando por Motorola y acometerá una reestructuración de su Mobile Business Group que significará confiar directamente en esta marca el diseño, desarrollo y fabricación de smartphones, según ha explicado.

La intención es reducir y diferenciar los modelos de productos que se venden a día de hoy y la esperanza sigue siendo volver a Motorola rentable, y por extensión el Mobile Business Group, dentro de los plazos que ya se habían previsto con anterioridad. Es decir, en cuestión de seis a nueve meses ya debería dar ganancias.

Cabe señalar que los planes de reestructuración de Lenovo, con un gasto estimado de 600 millones de dólares más otros 300 millones en concepto de eliminación de inventario de smartphone, pasan por el recorte de su plantilla.

La empresa ya ha anunciado que se deshará de 3.200 trabajadores que ahora mismo ocupan puestos no vinculados a la fabricación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor