Lenovo IdeaPad S10 sube el listón para los Netbooks

CloudMovilidadProveedor de ServiciosProyectos

Este netbook ofrece algunas características únicas que actualmente no tienen otros de sus rivales, incluyendo la conectividad WWAN o un conector para monitor de 15 pines, aunque su teclado no puede batir al HP Mini netbook.

Hemos tenido la posibilidad de probar como es debido el Lenovo IdeaPad S10 gracias a dos viajes en avión y toda una larga semana fuera de casa.

Con un peso de algo más de 1,3 kilogramos, el nuevo netbook de Lenovo viene con el procesador Intel Atom, 512 MB de memoria y un disco duro de 80 GB (aunque también está disponible una configuración que incluye una memoria de 1 GB y un disco duro de 160 GB). Para estas pruebas utilizamos el modelo de “gama baja”.

El IdeaPad S10 incluye conectividad Wi-Fi 802.11g y b y una ranura para tarjetas Express que nos permitirá navegar en cualquier lugar si disponemos de la tarjeta 3G adecuada. Incorpora Windows XP, viene con una webcam integrada, dos puertos USB y un lector de tarjetas cuatro en uno.

En este tipo de mini portátiles, un elemento clave a reseñar es la calidad del teclado. Éste tiene que ser pequeño, pero también cómodo de utilizar. El teclado del Lenovo IdeaPad S10 es decente, pero no supera el confort experimentado con el HP Mini, que ofrece una de las mejores experiencias hasta la fecha, aunque es superior al de los Asus EeePC.

Por alguna extraña razón, los ingenieros de Lenovo han decidido cambiar la situación de las teclas Fn y Ctrl. La primera de ellas se sitúa en el exterior izquierdo, mientras que el Ctrl está a la derecha de Fn. Esto supone que en más de una ocasión terminemos cometiendo molestas confusiones en los atajos de teclado.

Con un precio que, depende del modelo, puede estar por debajo de los 350 euros, este netbook tiene un par de características interesantes que le diferencian del resto. Como ya comentábamos, viene con una ranura WWAN y con un conector VGA para sacar a un monitor mayor lo que estemos haciendo en el portátil. Además, la pantalla es un poco más brillante y nítida que las que incluyen los netbooks de Asus y HP y sus 10,2 pulgadas tiene un decente ángulo de visión.

El sistema de gestión de energía que incluye viene con cuatro modos: Super Saber, Low Power, Balance y Performance. Durante las pruebas de su batería de tres celdas, en el modo equilibrado (Balance), tras 30 minutos de uso continuado, el medidor de energía nos decía que nos quedaba el 80% de la batería. Tras 60 minutos, quedaba el 61% y tras 2 horas y 7 minutos, todavía teníamos disponible el 22% de la batería. Unas cifras bastante interesantes para una batería de 3 celdas.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor