Lenovo se hace con los servidores x86 de IBM por 2.300 millones de dólares

CloudEmpresasMercados FinancierosProveedor de ServiciosProyectosServidores
0 0 No hay comentarios

El acuerdo afecta, concretamente, a System x, BladeCenter, Flex System, NeXtScale, iDataPlex y los sistemas Flex basados en x86.

Es sin lugar a dudas una de las noticias del día: Lenovo comprará finalmente el negocio de servidores x86 de IBM. Y eso que durante las últimas jornadas el nombre de la estadounidense Dell sonaba como firme candidato a la adquisición.

ALenovoLockup-POS-1Colorunque Lenovo ya había intentado hacerse con estos productos hace casi un año, las negociaciones acabaron rompiéndose por cuestiones de dinero.

La cifra de la que se hablaba por aquel entonces iba desde los 2.500 hasta los 6.000 millones de dólares, teniendo en cuenta que casi un tercio de las ventas anuales de IBM para 2012 en materia de servidores o un total de 4.900 millones procedían directamente de esta división.

Ahora el precio pactado está por debajo de todos estos números, quedándose en 2.300 millones de dólares. La mayor parte de ellos, unos 2.000 millones, serán pagados en efectivo.

Pero, ¿a qué modelos afecta este acuerdo? Según se enumera en el comunicado oficial, hablamos de los servidores y switches System x, BladeCenter y Flex System, además de los sistemas Flex basados en x86 y las marcas NeXtScale e iDataPlex con todo el software, redes y mantenimiento asociados.

Ambas partes se han encargado de tranquilizar a los actuales clientes de estos productos asegurando que IBM seguirá ofreciendo mantenimiento “durante un período de tiempo prolongado”, aparte de avanzar en el desarrollo de software para x86.

Otra consecuencia inevitable es la recolocación de 7.500 empleados que hasta este momento formaban parte de la plantilla del Gigante Azul y que Lenovo incorporará bajo su paraguas.

Las declaraciones de los protagonistas

Mientras el CEO de Lenovo, Yang Yuanqing, se muestra confiado de poder “hacer crecer este negocio de forma exitosa a largo plazo”, el responsable de software y sistemas de IBM, Steve Mills, ha explicado que esta “desinversión” les permitirá “centrarse en innovaciones de sistemas y software que traen nuevos tipos de valor a áreas estratégicas de nuestro negocio, como la computación cognitiva, el Big Data y la nube”.

De hecho, IBM se ha quedado con System z, Power Systems, Storage Systems, los “appliances” PureApplication, PureData y aquellas soluciones Flex asentadas en Power.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor