Lexmark cambia su estrategia corporativa

Empresas

El fabricante de impresoras estadounidense Lexmark ha anunciado que a partir de ahora se centrará más en su negocio de soluciones de imagen y software de impresión y dirá adiós al de las impresoras tradicionales.

La marca de Kentucky ha decidido vender su negocio de impresoras de chorro de tinta, una medida que supondrá la salida al mercado de 1.000 patentes relacionadas con ese campo, así como el despido de alrededor de 1.700 empleados, el 13 por ciento de su plantilla.

En concreto, para el año 2015 está previsto el cierre de la factoria que tienen abierta en Filipinas, aunque la empresa continuará, eso sí, con el negocio de las impresoras láser, que ha ido comiendo cada vez más terreno a las tradicionales impresoras de chorro de tinta.

El declive de estas últimas es constante y si el año pasado supusieron el 23% de los ingresos de Lexmark, para 2013 está previsto que se queden en apenas el 10%.

Desde Lexmark han explicado que su salida del negocio de impresoras tradicionales viene dado en parte como consecuencia de la agresiva guerra de precios que se ha instalado en ese mercado.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor