La ley antidescargas española era una “prioridad” para Estados Unidos

Empresas

Wikileaks. Los enviados estadounidenses se entrevistaron con María Teresa Fernández de la Vega, Miguel Sebastián, Mariano Rajoy y los ministros de Cultura del periodo 2004-2010.

Nuevas filtraciones de WikiLeaks referentes esta vez a la Ley Sinde. Según informa el diario El País, la Embajada de Estados Unidos en Madrid se fijó como objetivo prioritario el establecimiento de una ley antidescargas durante el periodo 2004-2010, a partir de la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero. Más de 35 documentos relativos a la protección de los derechos de propiedad intelectual han salido a la luz en torno a una lista negra, la “Lista Especial 301”, elaborada por la oficina de Comercio de Estados Unidos.
La falta de iniciativas en este sentido hasta el año 2007 dio lugar a una estrategia que incluía encuentros con empresas proveedoras de acceso a internet como Telefónica, y otras asociaciones como la SGAE o la Asociación de Productores Musicales Promusicae. Los valedores de los intereses estadounidenses en nuestro país fueron Christopher Wilson, número dos del comercio exterior, y Dan Glickman, presidente de la Motion Pictures Association, la agrupación de las majors de Hollywood.
Aún después de la iniciativa en “el buen camino” que observaron el año pasado, la “ley Sinde” seguía siendo insuficiente y todavía alejada del plan de Sarkozy, al que toman como referencia. Durante el periodo comprendido entre 2004 y 2010, se sucedieron las entrevistas con los ministros de Cultura (Carmen Calvo, César Antonio Molina y Ángeles González Sinde), con María Teresa Fernández de la Vega, con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y con Mariano Rajoy. Los encuentros sirvieron para determinar la inclusión de España en la “Lista Negra” en base a su relación con la piratería, que califican como “una mezcla de tercer mundo y primer mundo”.
A pesar del panorama “desalentador”, se recomienda al máximo responsable del comercio exterior en Estados Unidos no incluir a España en este listado, una inclusión que finalmente se produce en abril de 2008. Al año siguiente se promulga finalmente la Ley de Economía Sostenible, que provoca la movilización de las asociaciones de internautas y una auténtica revuelta en la red. “La desconfianza en las buenas intenciones del Gobierno y en su habilidad para producir buenos resultados crece”, reza el comunicado 238241, del 4 de diciembre de 2009. El embajador Alan D. Solomont se reúne con Mariano Rajoy en enero de 2010, pero no se muestra muy optimista a la salida del encuentro, dudando de la voluntad de colaboración del líder popular. En mayo de este año España aparece de nuevo en la lista negra estadounidense. El pasado 17 de noviembre, el Senado pidió al Gobierno una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Entre las últimas revelaciones de WikiLeaks se cuentan 124 documentos con la etiqueta KIPR, referente a los derechos de propiedad intelectual.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor