Libranda: “Los acuerdos con Apple y Amazon podrían llegar antes de que finalice el año”

Empresas

Arantza Larrauri, directora de Libranda, ha expresado sus deseos de llegar pronto a un acuerdo con las empresas fabricantes de ereaders para atajar el problema de las compatibilidades.

En apenas diez días de vida Libranda ha despertado “todo tipo de opiniones, amores y odios”, tal y como explica su directora general, Arantza Larrauri durante una entrevista ofrecida a Silicon News.

Larrauri ha reconocido que en este corto espacio de tiempo, la nueva plataforma de libros electrónicos que lidera ha tenido que hacer frente a varios problemas y quejas por parte de los consumidores, que no han encontrado en Libranda lo que esperaban.

Uno de los inconvenientes que más polvareda ha levantado entre los usuarios ha sido la incompatibilidad de los ebooks de Libranda con gran parte de los dispositivos de lectura.

El fallo no reside en el formato, sino en el sistema de gestión de derechos (DRM), como explica Larrauri. “Con iPad el problema que ha habido es porque Apple tiene un sistema cerrado. Hasta que no lleguemos a un acuerdo con Apple, que estoy segura de que llegara pronto, no podemos vender esos libros”.
– ¿Qué es Libranda?, ¿cómo funciona?
Lo primero que quiero dejar claro es que Libranda no es una tienda para el consumidor final, es un distribuidor, lo que significa que nosotros actuamos de intermediarios entre los editores y los libreros. Actuamos como un almacén donde los editores dejan sus libros electrónicos y cuando un consumidor entra a comprar en la página de El Corte Inglés, la FNAC u otras tiendas, ellos cogen el libro de nuestro al almacén y se lo hacen llegar a los consumidores.
– ¿Cuál es el objetivo de su creación?
El objetivo es facilitar que todas las tiendas que quieran comercializar el libro electrónico puedan disponer de una tecnología sencilla, sino todas las tiendas tendrían que haber hecho un desarrollo tecnológico y eso era inviable.
– ¿De dónde nace la idea?
Creo que la idea nace al ver que en otros países como Estados Unidos, el mercado del libro digital estaba empezando a crecer y se veía una posibilidad de explotar el contenido de  las editoriales en otro soporte. Sin duda esto iba a llegar a España y por eso los editores deciden iniciar el proceso para transformar y hacer crecer este negocio.
– ¿Qué significa para usted ser la directora general de este proyecto?
A nivel personal, este proyecto es probablemente la oportunidad profesional más interesante que he tenido nunca. Es un proyecto que nos ilusiona enormemente y al mismo tiempo es un desafío.
– ¿Qué piensa sobre el libro electrónico?, ¿por qué no acaba de arrancar?
En España estamos en los inicios, tienen que pasar muchas cosas todavía. Venimos del papel e ir descubriendo nuevas formas de leer, por ejemplo con dispositivos de tinta electrónica, es una cosa que no es fácil si no se ven los dispositivos y sobretodo si no son suficientemente económicos como para poder hacer difusiones masivas. El tema de los dispositivos es una de claves de porqué va tan lento, porque no ha llegado a España un dispositivo suficientemente atractivo y económico.


– ¿Qué opina sobre la polémica por los precios y el IVA de los ebooks?, ¿le parece adecuado el precio actual?
La opinión de Libranda es muy neutral porque ni fijamos los precios ni opinamos sobre ellos. Ha habido críticas pero los editores han hecho grandes esfuerzos teniendo en cuenta que el IVA del libro electrónico es un 18% frente al 4% del libro tradicional. EL IVA está penalizando mucho, es algo que se ha reclamado y se va a seguir reclamando. Vamos a tener que luchar para que el ebook baje al 4% porque sino es un agravio comparativo importante frente al papel.
– ¿Cómo ha sido la acogida de Libranda por parte de los usuarios?
Hemos tenido todo tipo de opiniones, amores y odios, estoy sorprendida por la pasión que ha levantado. Dentro de las opiniones desfavorables, hay tres cosas que podemos mejorar. Una es la confusión que hubo en el mensaje al creer que Libranda era una tienda, reconozco que probablemente no supimos explicarlo bien. Otra crítica importante que hemos recibido es que la gente esperaba más catálogo, el mensaje que puedo dar en esto es que estamos trabajando con los editores para que vayan digitalizando más y que Libranda va a incorporar más editoriales antes de que acabe el año. Y otra crítica que hemos oído mucho tiene que ver con iPad.
– Precisamente sobre eso queríamos preguntarle, porque rurgieron muchas quejas porque los libros no se podían leer en el iPad ni con algunos ereaders como el Kindle de Amazon, ¿qué tenéis que decir al respecto?
Con iPad el problema que ha habido es porque Apple tiene un sistema cerrado. Tú puedes comprar los libros en iStore y en tiendas que tengan acuerdos con Apple, porque tienen su propio DRM y no permiten lectura de archivos que no tengan este DRM interno de Apple. Hasta que no lleguemos a un acuerdo con Apple, que estoy segura de que llegara pronto, no podemos vender esos libros. Apple ha manifestado que ellos han estado priorizando acuerdos editoriales con otros países y España ha quedado en cuarto o quinto lugar. Eso se va a corregir en breve.
– ¿Y el caso del Kindle de Amazon?
En el caso de Kindle de Amazon pasa exactamente lo mismo, puedes leer el libro si lo compras en su entorno con el DRM de Amazon que es muy restrictivo o bien si lo compras desprotegido. Amazon aún no ha llegado a acuerdos con los editores españoles.
– ¿Se podría llegar a estos acuerdos antes de que finalice el año?
Realmente no te lo puedo confirmar, pero yo pienso que sí porque por ejemplo con Apple ya hay algunas conversaciones. Espero que sí porque es el deseo de todos, lo que Libranda quiere es que la gente pueda disfrutar del contenido en todos los soportes posibles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor