Liferay estrena oficinas en Madrid, prevé triplicar plantilla en 3 años

EmpresasOpen SourceSoftware

Con espacio para 140 empleados, los 2.000 metros cuadrados de las nuevas oficinas buscan el equilibrio entre trabajo colaborativo e individual.

Liferay está de estreno. La compañía Open Source acaba de mudarse a un nuevo emplazamiento; 2.000 metros cuadrados dedicados principalmente a espacios colaborativos.

El nuevo espacio es también el espacio de trabajo del Centro de Ingeniería que la firma tiene en Madrid, el principal centro de desarrollo de producto en Europa y el segundo a nivel mundial.

Podría decirse que la primera sensación que invade al visitante al pisar las nuevas instalaciones es la de confort. Amplios e iluminados espacios: prácticos y funcionales para trabajar y favorecer la concentración; acogedores y atractivos para colaborar y por qué no, divertirse.

La madera, las paredes de ladrillo, las plantas y las grandes imágenes que visten las paredes de algunas salas contribuyen sin duda a esta sensación placentera.

Los 55 empleados de Liferay España han colaborado estrechamente en el diseño de los espacios. “Contratamos una empresa de diseño, pero ha sido un trabajo en común”, nos explica Carolina Moreno, directora general de Liferay Iberia.

Una de las propuestas fue precisamente la eliminación de los techos, que están a la vista. Es inevitable pensar en las populares oficinas de las compañías más punteras de Silicon Valley.

La filosofía de la compañía, cuya plantilla se compone mayoritariamente por ingenieros, es la creación de un espacio cómodo, amplio y flexible. No obstante hay unas excepciones. Se ha renunciado a crear un único espacio diáfano; hay muchas salas de reuniones y muchas de ellas son pequeños cubículos individuales.

Por cierto, durante nuestra visita nos encontramos con el CEO de Liferay, reunido con un equipo en una de estas las salas, como uno más. Ya trabajan en el lanzamiento de la próxima versión de la plataforma.

“Creemos que es importante favorecer la colaboración, pero también el silencio y los espacios privados que favorezcan la concentración”, explica Moreno.

Hay más detalles que evocan a la filosofía innovadora de Silicon Valley, como las salas modulares, las paredes cubiertas de pizarra o la sala “de ideas”, con césped artificial y un enorme chester. En la cafetería, verdadero espacio de asueto, no podía faltar el futbolín.

Entre los lugares abiertos y colaborativos, destacamos el Ágora. La compañía utiliza el espacio, con capacidad para 60 personas, como un punto de encuentro, lugar de innovación y de diálogo para la propia comunidad de Liferay. También servirá de espacio abierto para conferencias, cursos, debates y otras actividades.

Liferay ampliará la plantilla hasta los 140 empleados en los próximos 3 años. La compañía de Open Source ha cerrado 2015 con un crecimiento superior al 30% en España y esperan crecer por encima de ese porcentaje en 2016.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor