“Lo importante no es equivocarse, sino saber enmendar los fracasos para minimizar su impacto”

Empresas

Raul Marinho, CEO de la empresa gallega Dinahosting en el área de desarrollo, aporta la visión más desenfadada a nuestro cuestionario Proust sobre tecnología.

-¿Qué modelo de teléfono utilizas?

Un iPhone 4, fundamentalmente usado como ordenador portátil. No me gusta hablar por teléfono.

-¿Ordenador o tablet?

Para ganar dinero un ordenador, para perderlo un iPad. El tablet sólo lo utilizo para ocio, leer cómics y jugar al Angry Birds. A nivel profesional no hay color.

-¿De qué dispositivo no te desprenderías nunca?

De una impresora. Mi capacidad de concentración mejora si leo cosas impresas.

-¿Mejor invento TIC de la historia?

De la historia, sin duda la imprenta. Del siglo XX el ordenador de sobremesa y de estos últimos años… los avances en las interfaces, que han posibilitado llegar a perfiles de usuario que no están formados en nuevas tecnologías y son capaces de usar el dispositivo.

-¿Qué redes sociales usas?

Facebook y estrictamente para gente que conozco personalmente y con la que me relaciono fuera del ámbito digital. De conocer gente nueva por la red quedé cansado en la época del mIRC.

-¿A quién admiras en el mundo TIC, y por qué?

No soy mitómano. En mis tiempos mozos al ser usuario de equipos Apple y con las hormonas más revueltas fui admirador de Steve Jobs, claro, pero en la actualidad no me guío por referentes de este tipo.

-¿Cuál fue tu primer empleo?

Diseñador gráfico en una serigrafía durante el verano de mis 16 primaveras.

-¿En qué empresa te gustaría trabajar (que no sea la tuya)?

¡Menuda pregunta! ¡En miles! Relacionada con las TIC admiro mucho el trabajo de Canonical, la gente que hace posible Ubuntu.

-¿Cuál es el mejor consejo de negocios que has oído?

Hasta la victoria siempre. De un tal Ernesto.

-¿Qué es lo que más valoras en un empleado?

La modestia, no soporto la soberbia.

-¿Cuál es tu mayor logro? ¿Y tu mayor fracaso?

Logro, por supuesto asociarme con Rubén y Elisa, mis amigos y socios en Dinahosting, tan responsables como yo en construir este proyecto. Fracasos hay cientos, todos los meses me equivoco en la toma de decisiones. Lo importante no es fracasar, el fracaso es inherente a decidir, lo importante es saber enmendar los fracasos para minimizar su impacto.

-Si no fueses directivo de Dinahosting, ¿qué te gustaría haber sido?

Millonario.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor