El balance de la semana

Empresas

Entre lo más destacado ha estado la aprobación de la UE a las operaciones de compra de Vodafone-ONO y Telefónica-E-Plus, así como las adquisiciones anunciadas por Google y Facebook.

En diciembre la Comisión Europea decidió iniciar una investigación para analizar la oferta de Telefónica por el operador alemán E-Plus. En febrero la Comisión redactó una serie de demandas y esta semana los reguladores comunitarios han dado el visto bueno a la operación. Está previsto que la transacción suponga unas sinergias con un valor neto de más de 5.000 millones de euros.

Otra operación resuelta estos días ha sido la compra de manos de Vodafone de la compañía de cable española ONO por un total de 7.200 millones de euros.

El anuncio se hizo el pasado mes de marzo y tras un exhaustivo análisis Bruselas ha afirmado que respeta la legislación comunitaria y que la entidad fusionada no estará en condiciones de excluir operadores fijos o móviles de los mercados de servicios múltiples.

A nivel internacional, el organismo regulador de la competencia chino ha dado luz verde a la compra de Lenovo del negocio de servidores x86 de IBM, dejando solo a los reguladores estadounidenses para decidir si apoya o no la compra.

El gobierno de EE.UU investiga la operación por temor a que los equipos en manos de Lenovo puedan ser una vía para el espionaje estatal. La cuestión es que los servidores apoyan las redes del Pentágono y el intercambio de acusaciones de espionaje entre China y EE.UU, y sus empresas, lleva unos años en un punto álgido.

Entre las grandes compañías tecnológicas, esta semana se han tenido detalles claros del futuro wearable en el que trabaja Microsoft. Todo apuntaba a la llegada de un smartwatch de la compañía para octubre pero finalmente será un dispositivo centrado en la medición de la salud y el fitness, similar al Gear Fit de Samsung.

El dispositivo podrá mostrar sus datos y notificaciones sobre teléfonos inteligentes con Android, iOS y Windows Phone.

Por parte del fabricante japonés Sharp, sumido en una amplia reestructuración de negocio, ha llegado la información de que está en conversaciones para vender su negocio de TV LCD en Europa.

El bajo rendimiento de su línea de pantallas en el Viejo Continente se había establecido como una de las prioridades en el plan de ajustes. Ahora aborda con una compañía taiwanesa y otra turca la venta de su fábrica de Polonia y la cesión de sus licencias de marca blanca, respectivamente.

Además, hemos conocido que en un nuevo paso de Facebook por el negocio de la publicidad la red social ha adquirido la empresa de publicidad de vídeo LiveRail, que le permitirá enlazar automáticamente videoanuncios a vídeos que aparecen en infinidad de sitios web.

A su vez Google ha dado un salto estratégico. El gigante de Mountain View ha comprado el servicio de música en streaming Songza en un último movimiento para jugar un papel más importante en este negocio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor