Lo que todo ejecutivo debería tener en cuenta al inicio del año

Empresas

Enero suena a comienzo, reforma y propósitos. En adelante una serie de consejos para afrontarlo con éxito.

El inicio del año es el momento propicio para poner en marcha nuevos planes. Por estas fechas se habla de cambios, propósitos y previsiones y, aunque el inicio del curso llega tras el verano, enero trae consigo una latente sensación de inicio.

Para los líderes de una empresa es tiempo de enumerar objetivos y de poner en marcha planes concretos a consumar a lo largo del nuevo año. En adelante algunos consejos sobre cómo enfrentarse a estos días de estreno.

Planificación

Es un clásico en todas las listas relacionadas con consejos sobre cómo dirigir un equipo, sobre cómo enfrentarse a un nuevo puesto de trabajo o sobre cómo poner en marcha una estrategia en la empresa. Como no podía ser de otra forma, también sirve como pilar indispensable para enfrentarse a un nuevo año.

Para tener las máximas garantías de celebrar un éxito, planificar los pasos a dar será de gran ayuda. No han de ser unos movimientos rígidos, la flexibilidad es un factor esencial. Adaptarse a los escollos del camino debe ser parte del plan.

Capacidad de motivación

Se recomienda que la planificación de la hoja de ruta anual sea ambiciosa. El líder deberá sopesar las capacidades de su empresa y de los equipos que la componen para lograr los objetivos. En este proceso deberá contagiar la motivación y entusiasmo para alcanzarlos.

Una de las técnicas de Steve Jobs, uno de los grandes líderes del mundo corporativo, para motivar a su equipo consistía precisamente en asignar complejas tareas (en ocasiones inalcanzables) a los empleados y en confiar ciegamente en su consecución. Como había que lograrlo, lo lograban.

Empaparse de la legislación vigente

Con el inicio de un nuevo año entran en vigor nuevas leyes que pueden afectar al negocio. Un líder debe estar al tanto de las novedades en materia legislativa para no cometer errores.

Aunque exista un departamento jurídico al cargo de aplicar las nuevas normas a las bases del negocio, es preciso que el líder conozca los cambios. Puede que estos modifiquen sustancialmente nuevas estrategias.

2014 ha empezado con importantes cambios como la entrada en vigor de la nueva Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) o en el caso de España, la aprobación de la ley de Impulso de la factura electrónica.

Sin miedo a la elasticidad

El talento es sin duda uno de los activos más importantes de cualquier empresa que se precie. Mantener a los empleados contentos y en un ambiente agradable se notará en los resultados.

Es posible que una gran corporación, con una sólida historia a sus espaldas se muestre reacia a poner en marcha nuevas iniciativas rescatadas de las empresas más innovadoras. ¿Por qué no aplicar un Beer Friday? ¿Por qué no aplicar técnicas de gamificación (una gymckana, una búsqueda del tesoro) para motivar a los empleados? Invertir en estas iniciativas tiene el ROI más valioso: generar conciencia de equipo y aumentar la motivación del trabajador.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor