Lo último en procesadores de Intel se llama Core M

Sistemas OperativosWorkspace

Como no podía ser de otra manera, la M se corresponde con Movilidad. Y es que el campo de actuación de los estos nuevos procesadores serán los portátiles táctiles, los dispositivos 2 en 1 convertibles, los 2 en 1 extraíbles y las tabletas premium.

Intel ha puesto ya sobre la mesa su gran baza para la campaña de Navidad. Se trata de los procesadores Intel Core M, que estrenan la tecnología de fabricación de 14 nanómetros e integran 1.300 millones de transistores.

Entre sus virtudes, Simón Viñals, director de tecnología de Intel, ha destacado tres en la rueda de prensa celebrada en Madrid esta mañaña: “su rendimiento, la posibilidad que brindan de crear diseños compactos y sin ventilador (gracias a la refrigeración pasiva), y una autonomía de batería aún mayor que la proporcionada por sus antecesores (hasta 8 horas)”.

Y eso no es todo. Viñals ha enumerado algunas otras ventajas, como un consumo inferior (4,5 W frente a los 18 W de un procesador de hace 4 años); hasta dos veces mejores resultados con aplicaciones web y de retoque fotográfico; o gráficos hasta siete veces más rápidos.

Aunque de momento sólo se han dado a conocer siete diseños, en Intel prevén que para el cuarto cuatrimestre haya un total de 27. ¿Y qué tipo de equipos serán? De acuerdo con Viñals, mientras que la quinta generación de procesadores Intel Core (que llegará en 2015 también bajo la tecnología de fabricación de 14 nanómetros) estará destinada a estaciones de trabajo móvil, portátiles de entusiastas, tradicionales y táctiles, los Core M “rivalizarán” con ellos únicamente en el segmento de portátiles táctiles, dirigiéndose a su vez al de dispositivos 2 en 1 convertibles, 2 en 1 extraíbles y tabletas de gama alta.

Aunque de momento el formato 2 en 1 por el que apuesta Intel con el lanzamiento de estos nuevos procesadores sólo representa el 5% de las ventas totales de portátiles y tabletas Windows, un estudio sobre intención de compra que han encargado a GKF les hace pensar que van en la buena dirección.

Así, según ha explicado, Javier Galiana, director de Consumo de Intel, las conclusiones de este estudio apuntan a que, sin contar al smartphone, el PC sigue siendo el dispositivo clave para la mayoría de los consumidores españoles (51,7%), seguido del sobremesa (31,3%) y la tableta (11,6%). De esta manera, no hay que desaprovechar la oportunidad que supone la renovación de equipos, puesto que en España, por ejemplo, hay 6 millones en el mercado de consumo con más de cuatro años que serán renovados por equipos 2 en 1.

Finalmente, la presentación de hoy también ha servido para que Intel enumerara muchas de las novedades que veremos durante los próximos meses. Por ejemplo, los frutos de su colaboración con empresas como MICA (brazalete con tarjeta micro-SIM) o Fossil (dispositivos wearables); sus auriculares que miden el ritmo cardiaco, el Intel Edison, el módem LTE Avanzado XMM 7260 o la tecnología RealSense Snapshot.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor