Locos construyen X-Wing de 6,4 metros con cohetes que vuela de verdad

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

Andy Woerner y sus panda de colegas locos de Polecat Aerospace han construido este X-Wing de 6,4 metros de largo que puede volar. Sí, es un X-Wing de verdad equipado con cuatro cohetes de combustible sólido y alas móviles controladas por control remoto. Despegará en California la semana que viene y hablé con Andy acerca

Andy Woerner y sus panda de colegas locos de Polecat Aerospace han construido este X-Wing de 6,4 metros de largo que puede volar. Sí, es un X-Wing de verdad equipado con cuatro cohetes de combustible sólido y alas móviles controladas por control remoto. Despegará en California la semana que viene y hablé con Andy acerca del proyecto y cómo espera que vaya el lanzamiento. Todos los detalles y más fotografías a continuación.

Este modelo de X-Wing es gigante. Con 6,4 metros de largo por 5,8 de envergadura es tan grande como para meter un niño dentro. Sin embargo, sabiendo que tiene cuatro motores de combustible sólido al lado de la cabina, yo no pondría ni un niño, ni un perro, mono o editor de Gizmodo dentro, aunque use tres paracaídas completos para aterrizar.

Después de construir los planos utilizando un programa de CAD, el equipo de Andy y sus colegas de Polecat Aerospace utilizaron un sistema de corte por láser para hacer la mayoría de las piezas en madera de abedul del Báltico. También utilizaron aluminio sólido para algunas de las partes, como los cilindros que hacen de pivote para las alas.

¿Por qué cilindros de aluminio sólido? Para que la parte más impresionante del proyecto funcione (aparte del vuelo, claro) no sólo el eje de las alas tiene que ser suficientemente fuerte para resistir el estrés el lanzamiento, sino que además tiene que permitir que las alas cambien de posición en pleno vuelo. Es decir, en palabras del Líder Rojo, ponerlas de posición de vuelo a posición de ataque, haciendo la forma de X que da al caza rebelde su nombre.

Las alas, incluyendo su sección inicial y los paneles exteriores miden 2,4 metros y pesan 27,2 kilos cada una, incluyendo los motores. El mecanismo de movimiento tiene que ser capaz de mover las cuatro simultáneamente, manteniendo la posición relativa de cada una. Y encima, tiene que poder mantenerlas en su sitio una vez haya efectuado el desplazamiento.

Para hacer esto utilizaron el motor de un helicóptero por control remoto, reduciendo sus 40,000 revoluciones por minuto para generar suficiente potencia para mover esas alas enormes. Aún así, las alas tardan 35 segundos en desplegarse completamente, algo que esperan reducir antes del lanzamiento.

Las alas también tienen los motores. Andy me contó que están usando “cuatro cohetes de combustible sólido de Clase M, un tipo que produce una llama roja”, igual que los X-Wing.

Con todo esto, y aún con los cilindros de aluminio, hay una posibilidad de daño estructural. Pregunté a Andy acerca de cómo esperaba que el X-Wing iba a volar: “probablemente podríamos tener un fallo estructural en las alas, pero esperamos que aguante perfectamente.”

Si se mantiene, el X-Wing será totalmente recuperable. No aterrizará por sí mismo, pero Andy nos contó que utilizarán “paracaídas normales, los mismos que usan los paracaidistas, accionados por control remoto desde tierra”, igual que la posición de las alas.

Cuando ayer me enteré de todo esto, algo no encajaba: ¿por qué el X-Wing? No parece que tenga la forma ideal para un cohete. Quizás una opción mejor hubiera sido el Y-Wing o el A-Wing, pero ¿un X-Wing? Según Andy, “era el único diseño de Star Wars que tenía sentido para hacer un cohete.” Y además, porque es la leche. Estoy de acuerdo.

El X-Wing se lanzará la semana que viene, el día 10, y sólo espero que la Fuerza les acompañe y que le pongan un San Cristóbal o a San José de Cupertino o a Carlos Jesús/Micael, porque lo van a necesitar. — Jesús Díaz
[Gizmodo USA]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor