LoopPay, el sistema de pago electrónico de Samsung

Empresas

Pasamos de elegir entre Visa, American Express o Master Card a seleccionar entre Google Wallet, Apple Pay o LoopPay. Del dinero de plástico a las plataformas virtuales de pago. Tres poderosos contendientes en liza, Google, Apple y Samsung. ¿Quién se llevará el gato al agua?

La empresa surcoreana Samsung ha anunciado su adquisición de LoopPay, la start-up que ha desarollado la plataforma de pago homónima que permite gestionar el pago de diversos bienes  servicios a través del teléfono móvil, con lo que pasa a convertirse en contendiente de una batalla por la primacía del pago electrónico desde este tipo de soluciones en el que ya hace tiempo que compiten Google Wallet y el recién llegado Apple Pay.

LoopPay inició su andadura en forma de un dispositivo que se acoplaba al iPhone para gestionar el pago electrónico, una carcasa rígida en cuyo interior se aloja el smartphone que hasta ahora un iPhone, es previsible que ya que la empresa ha sido adquirida por Samsung eso cambiará. Presenta también una ranura para colocar una tarjeta de crédito y una vez ensamblado y ante un terminal de pago bastará con deslizar el conjunto por el exterior del mismo gracias a la tecnología inalámbrica de campo cercano y autorizar el pago. Se espera que próximamente pueda ser compatible con NFC, estando preparada para el momento en el que finalmente se abandone la tecnología de la banda magnética en las tarjetas de crédito y se generalice el uso del microchip que incluyen cada vez más.

Con un número cada vez mayor de terminales de pago electrónico que permiten utilizar las tarjetas de crédito gestionando el pago con una app gratuita. La ventaja con respecto a otros sistemas como Apple Pay es que al depender únicamente de la propia tarjeta de crédito no requiere un alta en ninguna pasarela de pago, basta con tener una tarjeta de crédito y colocarla en la ranura de la carcasa.

looppay samsung

La información sobre la tarjeta de crédito se almacena en una parte segura de LoopPay, tanto físicamente (en el propio dispositivo) como en la Nube, para mayor seguridad.

Ahora se quiere evolucionar esta plataforma hasta que en un futuro no demasiado lejano el pago pueda autorizarse mediante huella dactilar. También se espera que estas actuales “mochilas” o carcasas desaparecerán y la tecnología quedará incluida en los propios terminales telefónicos.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor