Los ataques que no son de malware también son vistos como un grave problema

Gestión de la seguridadInnovaciónInvestigación y DesarrolloSeguridad

Un nuevo estudio ha analizado la amenaza que suponen esos ataques y los peligros de seguridad de las soluciones de Inteligencia Artificial.

Según se desprende de los datos publicados en un estudio de la firma Carbon Black, los ataques que no son de malware son un grave problema para el 93 por ciento de profesionales del campo de la ciberseguridad encuestados.

El informe también desvela que el 64 por ciento de los más de 400 expertos que participaron en él, señalaron que durante el último habían visto que se producía un aumento en los ataques que no son de malware.

Por otra parte, el estudio apunta que la Inteligencia Artificial todavía no es capaz de reemplazar a los humanos en cuestiones de ciberseguridad, y expone que el 87 por ciento de los encuestados consideran que se tardarán más de 3 años hasta que se pueda confiar en la tecnología de IA para esos temas.

En esa línea, hay que resaltar que el 74 por ciento de los expertos que participaron en la investigación de Carbon Black creen que las soluciones basadas en Inteligencia Artificial todavía tienen fallos, y un 70 por ciento destaca que las soluciones de ciberseguridad basadas en el aprendizaje de máquina pueden ser evitadas por los atacantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor