Los aviones del futuro no llevarán ventanas

Empresas

Fabricantes como Gulfstream, están considerando seriamente la sustitución de los parabrisas frontales por cámaras y monitores de alta definición, que simplifiquen y mejoren los diseños actuales, reduciendo los costes de desarrollo de los aviones supersónicos.

Gulfstream y la NASA hicieron cinco vuelos de prueba el mes pasado en un F-18 en el que el piloto contaba con dos ventanas laterales y una gran pantalla LCD conectada a una cámara de alta definición.

El sistema permite al piloto una visión sin obstáculos independientemente de la posición del avión. El fabricante planea ahora tres vuelos nocturnos a finales de mes.

El reto para implementar estos sistemas no parece ser tecnológico, sino de confianza para convencer a la Administración federal de aviación y sobre todo a los pasajeros, que es seguro un avión en el que el piloto no vea directamente el exterior, usando en su defecto cámaras y monitores de alta definición.

vINQulos
WIRED

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor