Los beneficios de Intel se reducen un 90%

Empresas

Los malos augurios se cumplen y el primer fabricante mundial de microprocesadores sufre la crisis con fuerza, comunicando un descenso de beneficios espectacular (y desconocido los últimos años) del 90% en el último trimestre de 2008.

Este cuarto trimestre es el responsable del descenso de beneficios de un 24% para todo el año: 5.292 frente a 6.976 millones de dólares del año 2007. Los ingresos totales anuales también bajaron un 19% en el cuarto trimestre y un 2% en todo el año.

El procesador Atom, una de la línea más popular, ofrece “esperanza y angustia” para Intel, dicen en CNET, por la gran cantidad de chip vendidos pero por el poco margen de beneficios que ofrece.

El CEO de Intel, Paul Otellini, prevé un crecimiento aún mayor de venta de estos procesadores que motorizan los netbooks, el segmento de más crecimiento actual. Otellini reafirmó la “conveniencia de entrar en este segmento” (frente a su rival AMD que ha dicho totalmente lo contrario), indicando que la “canibalización” de los portátiles era relativamente baja, un 10%.

Además informó que a pesar de la recesión la compañía no “iba a frenar la introducción de su próxima generación de chips fabricados en 32 nanómetros”, que “aumentaría la rentabilidad de la compañía”, explicó. Eso sí, espera retrasos en algunos productos, que como decíamos ayer con la adopción de la memoria DDR3 “no está el horno para bollos”.

vINQulos

CNET
eweek

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor