Los cibercriminales son unos clásicos: siguen prefiriendo el troyano bancario

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

Las redes sociales y la ciberguerra emergen en el listado de escenarios de amenazas de seguridad a las que deben hacer frente los internautas.

Poco han cambiado los gustos de los cibercriminales, que siguen prefiriendo al troyano bancario por encima de todas las cosas. Según el Informe Anual de Seguridad 2010 que acaba de hacer público Panda, los troyanos bancarios han sido los más populares entre el nuevo malware creado durante ese año, repitiéndose la tendencia de los últimos años.

Los virus se han quedado en el 22,13%, los gusanos en el 10,38, el adware en el 9,69 y el spyware en el 0,34%; todos a gran distancia del 55,91% conseguido por los troyanos, según datos de la compañía especialista en seguridad.

2010 fue un año más que fecundo de gran aprovechamiento extensivo en malware. Así, aunque el factor de crecimiento del malware se reduce con respecto a 2009 (desde 2003, según Panda, las nuevas amenazas crecían a un ritmo de 100% al año; en 2010 han bajado al 50%), 2010 fue un año para recordar por la industria del cibercrimen. Durante 2010, los cibercriminales distribuyeron y crearon un tercio de todos el malware del que la firma tiene registro histórico.

Igualmente, 2010 ha sido, según los datos de Panda, el año más sociable de los cibercriminales: han visto el filón de las redes sociales y se han lanzado a aprovechar todas sus vulnerabilidades… y la poca desconfianza que generan entre los usuarios.

Además, durante el año, ha crecido la tendencia a usar la red como arma o como método de protesta, afianzándose tanto la ciberguerra como el ciberhaktivismo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor