Los CIO también se preocupan por la crisis del euro

CIOsEmpresasProyectos

Los máximos responsables de tecnología no permanecen ajenos a la crisis del euro y deben prepararse para enfrentarse a los retos que genera.

¿Son los CIO ajenos a los vaivenes de la zona euro? Si pensaba que sí y que ninguna turbulencia económica podría realmente afectar a su trabajo, se equivocaba. Gartner apunta que los máximos responsables tecnológicos de las empresas tienen que pensar en el euro y tienen que demostrar que ellos saben cómo actuar en un clima como el actual.

“Posicionados de forma única en sus compañías, los CIO son el punto de apoyo del negocio y de la tecnología y son los únicos ejecutivos con la visión suficiente y la capacidad potencial para enfrentarse a los retos de la crisis de la eurozona”, explica en un comunicado el vicepresidente de Gartner, David Furlonger.

Furlonger defiende que los CIO no sólo tendrán que actuar para “salvar” a sus compañías de los riesgos de incumplimientos de bancos o gobiernos, de bancarrota del euro o de estrés en los mercados y en sus propios empleados. También será una oportunidad para demostrar su valía: “esta crisis presenta a los CIO una oportunidad para realizar medidas audaces y sustanciales para responder a las demandas del CEO y demostrar la importancia y el valor real de la TI”.

Según Gartner, los CIO tendrán que enfrentarse de forma específica a cuatro riesgos clave en la crisis del euro.

En primer lugar, tendrán que enfrentarse a mercados muy volátiles, para lo que tendrán que ofrecer a la empresa herramientas rápidas, ágiles y adaptables. En segundo lugar, lucharán contra los costes de capital: acceder al dinero será cada vez más difícil y el CIO tendrá que aprender a vivir con un presupuesto con crecimiento cero.

En tercer lugar, el CIO gestionará un capital humano cada vez más complicado. Los despidos y los recortes están a la orden del día y el máximo responsable de tecnología tendrá que ofrecer a los departamentos de recursos humanos soluciones para enfrentarse a este terreno de juego complejo. La movilidad europea crecerá, por lo que se añadirá una mayor complejidad a la gestión de recursos humanos. Por últmo, los CIO tendrán que dar una solución para una gestión de riesgos cada vez más compleja… y más arriesgada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor