Los cirujanos del más allá de la electrónica

Empresas

Recommerce Ibérica basa su negocio en la recuperación y renovación de dispositivos que los usuarios venden a empresas.

Hay vida más allá de la vida. Al menos de la vida de los dispositivos electrónicos.

La opción de vender bienes materiales de segunda mano no es nada nuevo, se lleva practicando desde el principio de los tiempos. La práctica se ha renovado con la llegada de internet y la ruptura de barreras físicas.

Hay muchos portales que ofrecen dispositivos electrónicos de particulares a precios casi siempre inferiores a su coste inicial. Toda la gestión la hacen los usuarios y el negocio se cierra entre las dos partes. Uno vende, otro compra. En algunas ocasiones el portal sólo sirve de escaparate para el anuncio. No se responsabiliza del resto.

En el caso de eBay, el Christie’s de las subastas online, el negocio se basa en cuotas y comisiones asociadas al servicio de negociación.

En España hay un portal que puede presumir de ser igual o más popular que eBay. Segundamano.com, parte de Anuntis (empresa propietaria de Fotocasa o Infojobs), que se sostiene por ingresos en publicidad, sindicación de contenidos a otros socios y de ecommerce.

En definitiva, la reventa de dispositivos es una práctica madura en el mercado español.

Pero hace poco ha entrado en escena un nuevo concepto: el recomercio. Se trata de la puesta a la venta de bienes por parte de particulares a comerciantes. Esto es, un usuario vende a una empresa (puede ser un operador móvil) su teléfono. Esta encarga a un tercero la gestión del proceso de control, análisis, test y reacondicinamiento del dispositivo en cuestión, que lo deja listo para ser revendido.

Recommerce Solutions es la empresa intermediadora que resucita y renueva los dispositivos.

“Los españoles se están adaptando muy bien al recomercio”, nos cuenta María Jesús Tamayo, la máxima responsable de la filial Ibérica de la compañía a través de una comunicación escrita. “El 93% de los próximos compradores de teléfonos móviles están interesados en donar o revender su antiguo móvil”, dice, haciendo referencia a un estudio elaborado por la propia compañía. Este porcentaje apunta a un público potencial de al menos 32 millones de españoles. “Son muchas las empresas y particulares que están dispuestos a darle una segunda vida a sus dispositivos y smartphones”.

La labor de cirujía de Recommerce Ibérica tiene impacto en diversas áreas. La principal, en el impacto en la conservación del medio ambiente. La huella de carbono por cada teléfono fabricado es de entre 6 y 50 kg de CO2, explica. Con su actividad se reduce la cantidad de desechos, favorecen la reutilización de productos y facilitan su reciclaje.

También impacta en el negocio de los operadores –ya están en 7.610 puntos de venta-. Según el estudio, el 85% de los usuarios cree que es importante que el operador proponga soluciones para reciclar o revender móviles. Afortunadamente, celebra Tamayo, “cada vez son más las empresas que están despertando su conciencia medioambiental”. A nivel de usuario, además de la conciencia medioambiental el fin lucrativo también ayuda.

Recommerce trabaja con socios expertos en diferentes actores del mercado (operadores y OMV, minoristas y mayoristas, fabricantes, minoristas de comercio electrónico). Los productos reacondicionados y puestos a la venta como dispositivos de ocasión en canales online o de distribución llevan un sello de garantía, que sustituye al del fabricante, garantizando la fiabilidad del proceso por el que ha pasado el dispositivo.

Preguntada sobre la eficacia de la limpieza de información de los dispositivos, puesta en tela de juicio recientemente por la firma de seguridad Avast, Tamayo indica que el borrado de la información es uno de los aspectos más importantes. “Todos nuestros centros de procesamiento de terminales llevan a cabo el borrado de datos, así como la destrucción de tarjetas SIM o microSD. Si se dificultase el borrado se procedería a la destrucción”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor