Los coches autónomos tendrán un importante inconveniente

InnovaciónInvestigación y Desarrollo

Investigadores de la Universidad de Michigan han alertado sobre un importante inconveniente que conllevan los coches autónomos para los viajeros.

Dos científicos del Instituto de Investigación en Transporte de la Universidad de Michigan han puesto de manifiesto que los conductores de vehículos autónomos tendrán mayor tendencia a sufrir mareos en sus trayectos.

Los investigadores han señalado en un estudio que el primer inconveniente que tienen esos coches reside en el hecho de que como el usuario no los controla directamente, no siempre puede saber cuando el vehículo va a torcer, pararse, cambiar la velocidad…

Esa desconexión entre lo que ve el conductor y como se mueve el coche afecta al equilibrio y generará que los conductores de esos vehículos aumenten el riesgo de marearse.

Por otra parte, el hecho de que los conductores de esos vehículos ya no tengan que ocuparse de la conducción implicará que serán más propensos a realizar otras actividades que generen mareos, como la lectura, escribir mensajes de móvil, ver películas o trabajar con un portátil.

Los responsables del estudio recomiendan prevenir el mareo hablando con otros pasajeros o bien acudiendo a una placentera siesta, pero apuntan que los fabricantes de los coches autónomos podrían optar por instalar asientos totalmente reclinables pero que no puedan girar, pantallas que miren hacia el frente o ventanas más grandes de lo habitual.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor