Los consumidores prefieren la tecnología biométrica antes que las contraseñas

AutenticaciónGestión de la seguridadSeguridad

Cuando se trata de la seguridad en sus aplicaciones móviles bancarias, los consumidores prefieren acudir al reconocimiento por huellas dactilares o voz.

Un nuevo informe elaborado por la firma Telstra ha estudiado la protección de identidad en los servicios móviles bancarios, que se han convertido en el canal principal de los miembros de la Generación X (nacidos entre 1965 y 1980) y la Generación Y (nacidos entre los años 1981 y 2000), cuando realizan operaciones y consultas financieras.

Rocky Scopelliti, Director Global para la Industria Bancaria, Finanzas y Seguros de Telstra, expone que durante los últimos seis meses han “preguntado a consumidores y bancos de todo el mundo como sus smartphones están cambiando las relaciones que tienen con sus instituciones financieras”.

Entre las conclusiones de sus investigaciones, Scopelliti apunta que han descubierto que cuando se trata de aplicaciones móviles de servicios bancarios, los consumidores ya no creen solo en el empleo de contraseñas y nombres de usuario para garantizar la seguridad de sus operaciones.

En concreto, dos tercios de los consumidores encuestados respondieron que el uso de tecnologías biométricas como la voz, las huellas dactilares y el reconocimiento de iris y facial, sería más seguro a la hora de reducir los riesgos de fraude de identidad.

Es más, el estudio revela que “uno de cada cuatro consumidores se plantearían compartir su ADN con su institución financiera si eso contribuyera a facilitar su autenticación e hiciera más segura su información bancaria y personal”, apunta Scopelliti.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor