Los detalles de la investigación del FBI a Jobs, al descubierto

Fabricantes de SoftwareProyectos

EE.UU. investigó en 1991 a Steve Jobs por su relación con las drogas y por la posibilidad de que fuera miembro del Partido Comunista.

Que el FBI investigó a Jobs no es nada nuevo, así se cuenta en su biografía. Lo que se desconocían eran los detalles del archivo, ahora hechos públicos.

El Comité Asesor en Comercio Internacional se planteó en su día contratar a Jobs, probablemente impresionados por su visión de negocio, un rasgo que le subió a la cima años después. Pero mientras se decidían si contratarle o no, el FBI inició una investigación, para ver lo que se escondía detrás del brillante y controvertido Jobs.

Para ello entrevistó al círculo más cercano del cofundador de Apple. Y hubo opiniones para todos los gustos. Desde quien le consideraba un “individuo engañoso” hasta quien decía de él que era “narcisista y superficial”.

El informe dice que Jobs tomó marihuana, hachís y LSD entre 1970 y 1974 y aporta detalles como que su nota media en el instituto fue de un 2,65 sobre 4. Conclusión: Jobs fue tachado de una persona de confianza por el FBI.

vINQulos

Los Angeles Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor