“Los dominantes se están convirtiendo en entidades financieras distribuidoras de terminales”

EmpresasOperadoresRedes

Simyo ha cerrado 2010 entrando en Ebitda positivo y con caja: la compañía cuenta ya con 400.000 clientes, de los que el 90% es pospago.

Simyo cumple 3 años en España, una cifra que ha querido celebrar por todo lo alto. Los números además ayudan a la alegría en la celebración: Fernando Reymundo, CEO de Simyo, ha lanzado algunas de esas cifras durante un encuentro con periodistas.

La primera: la compañía ha entrado ya en Ebitda positivo y con caja. No pueden decir cifras (Simyo pertenece a KPN… cotizada en Holanda y en cuyos resultados financieros la española no cuenta con desglose propio, quedándose sus números diluidos en el apéndice ‘resto del mundo’) aunque Reymundo se ha lanzado a señalar que es “moderado”. “Nuestra intención ha sido salir adelante”, ha apuntado.

Simyo cuenta ya, segunda cifra, con 400.000 clientes, de los que el 90% – como explicaba ante las cámaras de Silicon News Reymundo,en una entrevista que será publicada mañana – son ya de pospago. “Muy pocos superamos la cifra de los 100.000 clientes”, había señalado el CEO durante la rueda de prensa. Simyo ha conseguido además una fidelidad bastante elevada a la marca: “sólo el 4% de los clientes no recomendaría Simyo”. “Casi la mitad de los clientes que vienen a la operadora, lo hacen gracias a un amigo”, ha señalado durante el encuento con medios el consejero delegado.

“Estamos muy satisfechos”, señalaba Reymundo sobre su posición en el mercado, sobre el que no ha dado objetivos numéricos. “No está en nuestros objetivos el captar tal cuota de mercado, sino un crecimiento sostenido”.

“La unión hace la fuerza”

Simyo es una más, aunque fuerte, del tan fragmentado mercado de las OMV. “La palabra virtual no nos gusta, porque somos tan reales como los demás”, bromeaba al inicio del encuentro Reymundo. El mercado de las OMV está “muy atomizado”, apunta el CEO, que ha lanzado una invitación. “Dejo la mano abierta a consolidar, la unión hace la fuerza”, lanzó.

Simyo, además de abrir la mano a consolidaciones, centrará la estrategia de KPN en España: la holandesa tiene también a Blau, quien hasta ahora era la operadora que se llevaba el esfuerzo de posicionamiento en punto de venta. Simyo se llevaba el de internet: ahora todo irá a parar a Simyo, que centrará los esfuerzos de KPN para captar clientes. Blau no desaparecerá.

La teleco intentará repetir el éxito de algunas de sus apuestas, como la operadora para Bankinter o la de los 40 principales, buscando nichos concretos en los que ofrecer sus servicios.

Y sobre todo continuarán apostando por las tarifas, frente a unas operadoras dominantes muy preocupadas por los terminales. “Los dominantes se están convirtiendo en entidades financieras distribuidoras de terminales”, dejó claro Reymundo, “un financiador a 0 euros de un buen terminal”. Sin embargo, retó a los consumidores, el ahorro o la mejora haciéndose con un terminal así financiado no es tal: al final el usuario paga el terminal completo.

Ellos no quieren entrar en la guerra de dispositivos. “No es nuestro papel. Lo vamos a hacer lo menos que podamos”, aseguró.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor