Los e-books disparan sus beneficios

Empresas

Los ingresos por libros impresos descienden un 34% frente al incremento del 202% de los electrónicos.

Si hace pocos días era la publicidad online la que batía a la publicida en prensa en lo que respecta a ingresos, un nuevo informe de la Asociación Americana de Editores ha desvelado ahora que los e-books siguen ganando enteros como próximos reyes de la industria editorial. Según el estudio, los libros digitales experimentaron un crecimiento “importante y constante” durante los meses de enero y febrero, mientras que los beneficios por libros impresos siguen cayendo respecto al mismo periodo del año pasado.

En concreto, las ventas de e-books alcanzaron los 90,3 millones de dólares, un crecimiento del 202,3% respecto a febrero de 2010. Los libros tradicionales facturaron 156,8 millones, lo que supone un descenso del 34,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En contraposición con lo ocurrido en la industria musical, la mayoría de editores estadounidenses parecen abrazar sin demasiados reparos la reconversión de la industria, pero lo cierto es que los contenidos digitales siguen aquejados por los efectos de la piratería, también en este sector. De cualquier forma, la proliferación de e-readers, incluyendo la llegada del cacareado Kindle a 99 dólares con publicidad, servirá para seguir bombeando una industria en la que Google ya ha empezado a tomar posiciones, digitalizando un fondo bibliográfico de la que es una de las mayores “bibliotecas” virtuales del mundo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor