Los empleados temen el BYOD por miedo a que su jefe rastree sus movimientos

Empresas

Bring Your Own Devide: entre el aumento de la productividad y ahorro de costes, el miedo a la invasión de la privacidad.

Todo el mundo habla del BYOD. Es sin duda una de las tendencias más populares en este momento, objeto de sesudos debates entre expertos en seguridad y halcones corporativos.

La práctica está aquí para quedarse y ya son muchas las empresas que desarrollan soluciones para conseguir la integración del mundo laboral y personal en un mismo dispositivo. Eso sí, bajo una premisa: ello no debe suponer un riesgo: ni para la empresa, ni para el empleado.

Se conocen las impresiones generales a cerca de la tendencia. Por un lado, las empresas: están preocupadas por la confidencialidad de los datos que se manejan , en definitiva, por la seguridad de dispositivos y de las redes en las que operan. Al mismo tiempo abrazan la idea, por el aumento en la productividad y ahorro de costes que permite.

Por otro, los empleados: es mucho más cómodo usar un mismo dispositivo para todas las funciones. Pero, un momento. ¿Y la privacidad?

Un nuevo estudio desvela que gran parte de los empleados encuestados temen que sus jefes puedan rastrear los movimientos a través de sus dispositivos. Si se permite el acceso a sistemas de software empresarial vía dispositivo personal, se abre la puerta a la empresa a “espiar” los movimientos de los empleados en sus tablets y smartphones.

Así, el 82% de los encuestados cree que podría suponer una invasión a la privacidad. Preocupan las aplicaciones de geolocalización, la monitorización de la navegación  o la posibilidad de toparse con problemas si acceden a datos corporativos fuera de horas de trabajo.

Tan sólo el 15% se muestra despreocupado ante una posible invasión de la privacidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor