Los europeos, cada día más abiertos al soborno

Empresas

Los españoles sobornarían con efectivo en un 23% de los casos y en un 20% con regalos.

El soborno y los chanchullos no son ajenos a la industria tech, a la que le han dado diversos dolores de cabeza. Aunque ahora podrían ser menos dolorosos para su imagen pública porque los europeos son cada vez más abiertos al soborno, los regalos y la compra de favores.

Un tercio de los empleados de las grandes firmas del Viejo Continente se muestran dispuestos a ofrecer dinero o regalos caros para conseguir cerrar negocios, según la Encuesta Europea de Fraudes de 2011 de Ernst & Young. Griegos y rusos son los más conformes con esta práctica.

Las cifras en España son moderadas. Un 23% de los españoles han señalado que podrían hacer pagos en efectivo para cerrar un acuerdo comercial y un 20% harían regalos.

“La complacencia con el fraude, el soborno y la corrupción, sumado a las iniciativas de reducción de costes en muchas empresas, crea una exposición adicional”, señala a Reuters David Stulb, uno de los responsables del estudio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor