Los futuros navegadores de Microsoft no habilitarán Do Not Track por defecto

NavegadoresWorkspace

Con motivo de la revisión que está haciendo el World Wide Web Consortium, que solicita una intervención explícita por parte del usuario, Microsoft hará cambios en próximos productos.

Para poder ofrecerle experiencias personalizadas o, directamente, mostrar anuncios que atrapen su atención, las páginas web tienen la capacidad de reconocer los movimientos de los internautas.

Pero eso tropieza, según la visión de cada uno, con la necesidad de privacidad en Internet.

Es por esa razón que los propios navegadores han ido implementado capacidades contra el rastreo de los sitios.

Lo hizo por ejemplo Microsoft con el lanzamiento de Internet Explorer 10 y su habilitación de Do Not Track. Una característica que en próximas versiones cambiará su funcionamiento.

Así lo ha anunciado el gigante de Redmond al señalar que dicha herramienta antiseguimiento, precisamente, ya no aparecerá habilitada por defecto en la configuración de los futuros lanzamientos de sus navegadores.

Sin dar muchos detalles sobre cómo se llevará a cabo el cambio, sus responsables han explicado que esto no implica la eliminación de Do Not Track.

La diferencia es que ahora tendrá que ser el propio interesado el que lo active para proteger sus datos.

Microsoft se ha visto obligada a meter mano en el asunto por la revisión que está haciendo el World Wide Web Consortium al respecto y que habla de una intervención explícita por parte de los usuarios a la hora de solicitar que no haya una monitorización de sus movimientos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor