Los futuros wearables para la NASA puede hacerlos cualquiera

InnovaciónInvestigación y DesarrolloWearables

La agencia espacial apuesta por el crowdsourcing en el diseño y desarrollo de tecnologías para los viajes espaciales.

Desde que el 4 de octubre de 1957 se lanzase el satélite artificial Sputnik-1 y se iniciase la carrera espacial, muchos han soñado con formar parte del equipo que trabaja en explorar el espacio. Y unos cuantos lo han conseguido, normalmente tras largos años de formación y especialización. Pero ahora podría ser más sencillo aportar un granito de arena a la investigación espacial.

Porque la más famosa organización dedicada al espacio, la NASA, ha decidido dar el siguiente paso y convocar concursos para el diseño de dos tecnologías que se podrán emplear potencialmente en las próximas misiones a través de una plataforma de proyectos para profesionales freelance. Uno de ellos consiste en el diseño de una app de smartwatch para los astronautas. El otro está destinado a la conceptualización de las aplicaciones de software sobre un protocolo de la NASA que, a la larga, lleve al establecimiento del internet interplanetario, como explica Nik Badminton, director regional de Freelancer, en VentureBeat.

No es el primer organismo gubernamental en decidirse por el crowdsourcing para ampliar sus formas de trabajo. La Agencia de Investigación de Proyectos de Avanzados de Defensa o DARPA también vio en su día el potencial de esta colaboración profesional, decidiendo en 2012 financiar la apertura de dos talleres en los que desarrollar tecnología punta.

La decisión de colaborar con la plataforma de profesionales, Freelancer, no se tomó a la ligera, sino que primero se probó a plantear unos retos más modestos, consistentes en la ayuda al diseño de ciertas herramientas para el asistente robótico de los astronautas. Un experimento que resultó un éxito: según comenta Steve Rader, uno de los responsables de CoECI, el Centro de Excelencia para la Innovación Colaborativa de la NASA, “el número y calidad (de propuestas) han superado nuestras expectativas de lejos”. Esto hizo que se decidieran a plantear dos nuevos, y más complicados, desafíos.

Volviendo a los wearables, a la app para smartwatch de la NASA, la agencia ha fijado como modelo el Samsung Gear 2 Watch. La aplicación se utilizará en la Estación Espacial Internacional, para que los astronautas accedan a sus principales sistemas desde la muñeca. Deberán incluir una línea temporal en la que agendar los movimientos de la tripulación, un indicador que diga si se pueden comunicar con la base, temporizadores y alertas que avisen si un sector requiere atención. Todo esto de forma clara y legible. La app ganadora será premiada con 1.500 dólares.

Y la colaboración no termina ahí. Según indican en VentureBeat, de dar con un diseño que se ajuste a sus necesidades, la NASA se unirá a la comunidad de freelances para desarrollar el código necesario para la aplicación. Y en los próximos meses, dice Badminton, tienen intención de lanzar otras propuestas. La carrera espacial es ya cosa de todos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor