Los gamepad de Xbox One ya funcionan (de manera no oficial) en PC

Software

Un anhelo de un buen número de jugadores se hace por fin realidad aunque no sea por cauces oficiales. Si ambos dispositivos tienen puerto USB ¿por qué no utilizar en el ordenador el mando de la consola XBox One? En Microsoft no han hecho gran cosa (más bien no han hecho nada) de manera oficial para darle una alegría a los que tenían el capricho, pero siempre hay alguien para quien no existen estos límites.

Con la cantidad de mandos de juego que una multitud de fabricantes se han molestado en diseñar para los videojugadores sobre la plataforma PC… y la cantidad de usuarios que prefieren emplear el mando que Microsoft diseña para su consola Xbox.

Ni Sony ni Microsoft han hecho gran cosa por ofrecer de manera oficial unos drivers que permitieran a los amantes de los mandos de sus respectivas consolas de última generación poder emplearlos desde los ordenadores personales, chocante además en ambos casos puesto que los japoneses también fabrican ordenadores y los de Redmond incluso han tenido su propia línea de videojuegos. Sí lo hizo con Xbox 360 consiguiendo de paso convertirlo su gampead oficial casi en un estándar para quienes prefieren jugar desde el PC pero sin emplear teclado y ratón.

Ahora muchos esperaban que con Xbox One se tomase una decisión similar pero por el momento no se producía esa respuesta y de hecho lo que sí ha sucedido es que Microsoft ha pedido a Chris Gallizi que deje de trabajar en los desarrollos que estaba realizando para conseguir manejar el PC desde el mando de esta consola.

Eso fue el mes pasado, pero desde entonces y tras esa petición ya hay otro hacker que se ha puesto manos a la obra, Lucas Assis, que a través de un proceso no especialmente sencillo (hay que instalar el propio driver no oficial, dos aplicaciones e incluso en ocasiones una aplicación de pago) pero finalmente se logra el objetivo aunque también parece ser que en algunos casos sólo se consigue con la adición de la citada aplicación de pago, XPadder.

Hay una función, sin embargo, que no se mantiene y es la de la vibración, puesto que lo que consiguen estos drivers es tratar al gamepad de Xbox One como si fuese el de Xbox 360. La otra limitación es la de la obligatoriedad de emplear el cable USB, con lo que se pierde la funcionalidad inalámbrica… no se puede tener todo… aunque hay rumores que apuntan a que en este mismo año desde Microsoft podrían lanzar unos drivers oficiales… y por lo visto en el momento de su lanzamiento se haría también pública la razón de que haya tardado tanto en aparecer.

vINQulo

Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor