Los gigantes de internet aceptan incluir un botón de “no seguir”

Empresas

Una vez pulsado se dejará de recabar información con fines de personalización de publicidad.

Ya han pasado dos años desde que la Comisión Federal de Comercio estadounidense lo propusiera. Y un año de resistencia por parte de los halcones de la industria en red, que finalmente han accedido a incluir el botón de “no seguir” en sus navegadores. Microsoft, Mozilla y Apple ya lo habían insertado, pero faltaba el hueso más duro de roer: Google lo incluirá en su Chrome a finales de año.

Y es que probablemente esta medida no gusta mucho en Mountain View. Google es el mayor gestor de publicidad en la red, y gran parte de sus estratosféricos ingresos provienen de la misma. Esta medida es sin duda una cortapisa para el negocio.

El botón “no seguir” ha sido impulsado por la Casa Blanca dentro de su plan de proporcionar a los usuarios online más control sobre sus datos personales. Es, en definitiva, parte de la Declaración de Derechos sobre la Privacidad que promueve el equipo de Obama.

¿Qué novedades aporta en la recolección de información? Una vez pulsado el botón “do not track” las compañías que han acordado su inserción no podrán usar los datos obtenidos con fines de publicidad personalizada, ni para utilizarla para empleo, crédito o seguros.

No obstante, el botón no bloqueará la posibilidad de que la información se use para estudios de mercado, desarrollo de productos (concepto que podría tener múltiples acepciones) y seguirá recabando los “Me gusta” de Facebook. Las autoridades judiciales podrán también acceder a ella, recoge The Wall Street Journal.

Para los legisladores estadounidenses, si bien la iniciativa es algo incompleta y desean extender la restricción del uso de datos a todos los ámbitos, “es un buen comienzo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor