Los gigantes TIC presionan para desclasificar información del caso PRISM

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

La UE evalúa reconsiderar las relaciones diplomáticas con EE.UU en medio de las acusaciones de espionaje también a ciudadanos comunitarios.

El programa PRISM de espionaje y escuchas telefónicas por parte del gobierno estadounidense a los ciudadanos ha llevado a los gigantes tecnológicos involucrados a aclarar su posición en este asunto tras demandar transparencia a la Administración.

A lo largo de la semana la información ha ido saliendo poco a poco y se empiezan a barajar números claros sobre el volumen de afectados por la cesión de datos de las empresas a las autoridades.

Facebook y Microsoft han sido las primeras en anunciar el alcance de las solicitudes que les hizo el gobierno y en todos los casos las cifras sorprenden.

En los últimos 6 meses de 2012  Facebook recibió entre 9.000 y 10.000 peticiones de datos que implicaron a un total de entre 18.000 y 19.000 usuarios. Microsoft ha afirmado que durante la segunda mitad de 2012 contó entre 6.000 y 7.000 peticiones que perjudicaron a entre 31.000 y 32.000 cuentas de clientes.

Desde el 1 de diciembre de 2012 hasta el 31 de mayo de 2013 Apple recibió entre 4.000 y 5.000 solicitudes que comprometieron a entre 9.000 y 10.000 clientes y la última compañía en sumarse a dar información ha sido Yahoo.

En su caso, los datos corresponden a las peticiones llevadas a cabo entre el 1 de diciembre de 2012 y el 31 de mayo de 2013, período en el que acumuló entre 12.000 y 13.000 demandas gubernamentales de información en aras de la seguridad nacional.

Todavía quedan por conocerse los números de gigantes como Google en este escándalo nacional y que ha traspasado fronteras.

Sin ir más lejos, la UE evalúa reconsiderar las relaciones diplomáticas con EE.UU en medio de las acusaciones de que el espionaje bajo el programa PRISM también se ha llevado a cabo con ciudadanos europeos.

El bloque de los 27 estudia aplicar medidas aunque algunos países tratan de enfocarlo como una oportunidad nacional.

Este es el caso de Francia, como recoge ZDNet, donde la ministra francesa de innovación y economía digital, Fleur Pellerin, ha manifestado que si PRISM resulta ser cierto hace relevante localizar centros de datos y servidores en territorio nacional “con el fin de garantizar una mayor seguridad de los datos”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor