Los hombres, más proclives a compartir información sensible por Internet

Seguridad

Frente al 17 % de usuarios que envían imágenes sensibles y el 13 % que usa cualquier dispositivo para dar a conocer datos privados, como media, los hombres caen en estas prácticas con porcentajes más altos, del 21 % y del 15 %, respectivamente.

Los internautas desconfían de las herramientas de comunicación que ofrece Internet para ponerse en contacto con personas que no están cerca físicamente, según datos que han recopilado Kaspersky Lab y B2B Internacional.

De acuerdo con sus investigaciones, las redes sociales, las herramientas de carácter móvil y las llamadas online son las tres opciones con capacidades de mensajería más utilizadas entre los usuarios. Y, a pesar de ello, este tipo de canales que existen hoy en día para acercar posturas son catalogados como poco fiables.

Alrededor de 6 de cada 10 usuarios muestran sus suspicacias acerca de la mensajería móvil y social, el VoIP y los chats de vídeo. Y una cifra incluso mayor, 7 de cada 10, también pone en el punto de mira a la tecnología de comunicación que se basa en compartir fotos.

¿Quiere decir esto que las personas que recurren a Internet para hablar con sus conocidos se cuidan a la hora de publicar ciertos contenidos? Lo cierto es que no todos lo hacen, y eso los pone en peligro.

Kaspersky Lab revela que un 17 % de los usuarios ha llegado a compartir imágenes, tanto fotografías como vídeos, que se pueden calificar como sensibles. Ésa es la media, porque en el caso de los hombres asciende al 21 %. El número de menores de 24 años que envían archivos personales, por su parte, sube al 23 %.

También se sabe que al menos un 13 % trasmitiría datos privados por Internet independientemente del dispositivo utilizado. Esto es, a través de cualquier gadget que estuviera a su disposición. Aquí hombres y jóvenes también superan la media, con porcentajes del 15 % y el 18 %, respectivamente.

¿Y qué tienen que decir los expertos ante esto? Elena Kharchenko, responsable de Consumer Product Management en Kaspersky Lab, explica que la solución no es que “la gente deje de usar la mensajería online”.

Pero la actitud actual de la gente implicaría que sí “es necesario tener precaución cuando se envía información a través de Internet”, advierte Kharchenko.

“Por ejemplo, no se debería hablar temas altamente confidenciales en páginas web, ya que Internet lo recuerda todo, ni conectarse a canales de comunicación que se sabe que no son seguros, como una red Wi-Fi pública”, dice esta experta. Y es que, al final, “la información puede ser interceptada”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor