Los ingresos de Intel se resienten en 2012

Proveedor de ServiciosProyectos

El mal momento por el que pasa el mercado de PC ha golpeado al mayor fabricante de semiconductores, que ha visto cómo su beneficio neto ha descendido un 15% en su último año fiscal.

El negocio de Intel se ha resentido visiblemente durante 2012 debido en gran medida al mal momento por el que ha pasado el segmento de ordenadores y el proceso de transición en el que se encuentra su apuesta por los ultrabooks. Esta definición de portátiles ultraligeros no ha disfrutado de la adopción que le hubiera gustado a Intel, creador del concepto.

Mientras tanto, el tirón de otros dispositivos móviles como smartphones y tabletas, si ha impactado en la industria, no así en los resultados del mayor fabricante de semiconductores debido a que su presencia en este segmento es, por el momento, presencial.

HaswellSin embargo, Norberto Mateos, director general de Intel en España y Portugal, confía en que 2013 sea el año de los chips de Intel en estos dispositivos. La arquitectura ‘Haswell’, prevista para su desembarco en el mercado durante la segunda mitad de año, será decisiva para ello.

Para Mateos, en los próximos 18 meses se producirán los mismos niveles de innovación que durante los 10 últimos años, tal y como declaraba hace unos días.

Centrándonos en los resultados hechos públicos hoy en rueda de prensa, Intel ha generado en 2012 unos ingresos anuales de 53.300 millones de dólares, de los que 11.000 millones son beneficios netos, un 15% menos que los cosechados en 2011.

En cuanto a sus previsiones para el año que acaba de entrar, el fabricante tiene la intención de aumentar la inversión en I+D para contrarrestar uno de los peores ejercicios en la historia de Intel.

Más información en Silicon News.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor