Los inversores se retiran de Cisco preocupados por el respeto a los derechos humanos

Empresas

El grupo de inversores Boston Common ha vendido la mayor parte de las 167.000 acciones que poseían de Cisco asegurando que la compañía mantiene “una débil gestión de los riesgos que corren los derechos humanos y una pobre respuesta a preocupaciones de los inversores”.

Cisco forma parte del “selecto” grupo de compañías tecnológicas que se han enfrentado a los defensores de los derechos humanos a cuenta de los acuerdos comerciales mantienen con los gobiernos de China y otros países.

Desde Boston Common aseguran que llevan bastante tiempo intentando que Cisco preste mayor atención a los riesgos que pueden suponer para el respeto de los derechos humanos las ventas de productos a regímenes como el de China.

En el comunicado que ha enviado el grupo de inversión explicando las causas de su retirada afirman que han decidido vender las acciones porque Cisco ignoraba sus peticiones de respeto a los derechos humanos.

Sin ir más lejos, Boston Common había pedido a Cisco el pasado mes de noviembre que estudiara las medidas que se podrían tomar para impedir que sus negocios pudieran derivar en violaciones de la libertad de expresión y la privacidad.

Cisco se opuso a esta propuesta, asegurando que ya habían tomado medidas como la publicación de un informe de responsabilidad social, como si eso fuera suficiente.

También se escudaron en que sus productos han fomentado la propagación de Internet por el mundo, sin tener en cuenta los aspectos negativos de su expansión.

vINQulos

Reuters, AFP, Boston Common

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor