Los investigadores planean ahorrar en el centro de datos con la corriente continua

Green-ITInnovación

Un grupo de científicos en California planean probar que los centros de datos pueden lograr ahorros de energía al cortar el suministro de energía con corriente alterna.

Los investigadores de los sectores privado y público están realizando un experimento para ver si pueden reducir los costes de la electricidad en entornos computacionales de gran tamaño eliminando la corriente alterna.

Según la Universidad de California en San Diego, los ingenieros han instalado un conjunto de servidores en el centro de datos del campus que opera con una fuente de corriente continua de 380 voltios.

Esperan poder monitorizar los ahorros de energía que se pueden lograr a través de una serie de cambios en la infraestructuras y otros sistemas, como el uso de corriente continua.

El uso de corriente continua para ahorrar energía no es nuevo, y ya en 2009 algunas empresas indicaron sus planes de migrar a ese modelo, que elimina el proceso de conversión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor