Los militares quieren entrenar con la Xbox y la PS3

ComponentesWorkspace

El Ministerio de Defensa de Reino Unido ha tenido que tomar una medida para que sus militares no pierdan el interés en los simuladores de entrenamiento.

Los sistemas militares de simulación de operaciones resultan ahora anticuados, en comparación con algunos juegos disponibles en el mercado, que disponen de gráficos de gran calidad y realismo. Así pues, los videojuegos bélicos para dispositivos como PS3 o Xbox están siendo tomados como modelo para desarrollar simuladores militares.

Y es más que probable que dé sus frutos. Los militares están cansados ya de los programas anticuados; esto pronto se ha convertido en una falta de interés y atención a los ensayos que resultan de vital importancia para el desarrollo de su labor.

Y es que, como reza una canción, los tiempos están cambiando. En los años 80 y 90 el ejército estaba por delante en cuanto a la calidad de simulación. Hoy en día, por un precio asequible puede conseguirse un juego de alta calidad que supera con creces la de los simuladores militares. Y claro, los propios soldados se han acostumbrado a las propiedades y el realismo que ofrecen juegos para la Xbox 360 o la PlayStation 3.

Andrew Poulter es el encargado de los simuladores del ejército de Reino Unido. Consciente de la situación, trabaja con su equipo para desarrollar simuladores que recojan rasgos similares a los juegos más exitosos del mercado, como Call of Duty.

vINQulos

The Guardian

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor