Los motivos que llevaron a Google a comprar Sparrow

Empresas

¿Por qué querría Google comprar a la compañía que ha desarrollado uno de los gestores de correo mejor valorados del mercado pero que sólo está disponible para productos de Apple? La compra de Sparrow es una operación muy meditada desde Mountain View, y con unos objetivos claros.

La noticia saltó a los medios el viernes por la tarde y cogió a muchos desprevenidos: Google había comprado Sparrow, el popular gestor de correo de electrónico disponible para productos de Apple. Entre los especialistas no se sabía de este interés, se manejó con secretismo, pero es una operación pensada y meditada en Mountain View.

Sparrow es una herramienta con un elegante diseño, muy funcional, útil y sencilla. Gran parte de su éxito se debe al “boca a boca”, a las buenas críticas que los propios usuarios hacen de ella y que incitan a otros a pagar por un producto similar al que viene de serie (la aplicación Mail) en los dispositivos móviles de Apple y en la familia Mac.

Los motivos de esta compra están muy claros: adquirir la tecnología y el equipo de desarrolladores de Sparrow, y eliminar competencia. Google pretende dar nuevo impulso a su ya de por sí gran aplicación de mail, en la que tiene volcados una importante parte de recursos. Gmail está ganando cada vez más cuota de mercado gracias a sus funcionalidades y su integración con Google Drive, pero no ha dejado de recibir críticas por factores como la estética, la simplicidad, algunos aspectos de la gestión,… Aquí es donde intervendrá el equipo de Sparrow.

En sus inicios este gestor de correo electrónico sólo daba servicio a Gmail (tardó más tiempo del esperado en abrirse a otros como Hotmail), por lo que la integración de ambas empresas se antoja como un proceso sencillo.

A Google le llevó mucho tiempo y esfuerzo convencer a Apple para que incluyese su aplicación en la App Store. Ésta es gratuita y tiene un buen rendimiento, pero pocos estarían dispuestos a pagar los 2,39€ que cuesta Sparrow por ella. Los de Mountain View han visto el negocio y han decidido hacerse con él.

Una de las consecuencias de esta adquisición es que el desarrollo de Sparrow se frena. En el comunicado con el que hizo pública la operación, Dom Leca (CEO de la compañía) afirma que sus proyectos actuales “seguirán estando disponibles” y que proporcionarán “soporte técnico y actualizaciones críticas” a los usuarios. Sin embargo, en un correo electrónica enviado a los usuarios, también avisa de que no planean “lanzar nuevas características para las aplicaciones de Sparrow” por estar ocupados en “nuevos proyectos en Google”.

Las detalles de la operación no han trascendido, aunque The Verge cifra en 25 millones de dólares la cantidad desembolsada por Google. Lo que sí está confirmado es que el equipo de Sparrow, cuya sede estaba en París, se trasladará al completo a las instalaciones que la compañía del popular buscador tiene en Mountain View.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor