Los Nehalem ya tienen nombre oficial: Intel Xeon serie 5500

CloudDatacenterEmpresasGreen-ITInnovaciónProveedor de ServiciosProyectosServidoresSoftwareStart-Up
0 0 No hay comentarios

El fabricante de procesadores ha dado a conocer oficialmente su nueva gama de microchips para servidores, la más importante desde los Pentium Pro.

Durante el evento organizado conjuntamente entre Microsoft e Intel para mostrar las bondades de la virtualización, la segunda ha anunciado de forma oficial en nuestro país su nueva serie de procesadores para servidores, los Xeon 5500.

Efectivamente, Intel ha asegurado que se trata del lanzamiento más importante desde que en 1995 presentara la gama Pentium Pro, que revolucionó el mercado de servidores de aquella época.

Desde entonces han pasado 14 años, pero el ritmo de desarrollo tecnológico de estos años hace que parezca una eternidad.

intelxeon1.jpg

De hecho, según la compañía ya existen más de 15.000 millones de dispositivos conectados a Internet a nivel mundial, lo que hace que las necesidades de potencia en los centros de datos hayan aumentado exponencialmente con el paso de los años. Son más usuarios conectados, más datos procesándose y más complejos o pesados.

Sin embargo, también se hace necesaria una gestión más eficaz e inteligente de los recursos ya que, de lo contrario, nos dirigiríamos a un punto de difícil salida. Es el caso del consumo energético de los centros de datos, así como de las crecientes emisiones de CO2.

La nueva serie Xeon 5500 precisamente hace hincapié en estos valores. Se trata de una serie de procesadores que mejoran notablemente la potencia de proceso con respecto a la anterior hornada, pero también son capaces de manejar de forma más eficiente su consumo eléctrico, ya que gestionan el nivel de ocupación de los distintos núcleos para asignarles tan sólo la potencia energética que realmente vayan a consumir.
Incluso, si fuera necesario serían capaces de desactivar en tiempo real los núcleos que no estén realizando ninguna tarea.

La nueva arquitectura de Intel se ha desarrollado con tecnología de fabricación de 45 nanómetros y cada procesador incorpora cuatro núcleos. Cada uno de ellos es capaz de manejar de forma independiente hasta 8 Mbytes de memoria caché.

Además, y este es un detalle importante, se han implementado instrucciones a nivel de hardware para facilitar las labores de virtualización, sistema que, como sabemos, se está extendiendo de forma vertiginosa a nivel de servidor.

Por otro lado, los servidores podrán contar con varios procesadores que ahora se conectan entre sí mediante interconexión punto a punto, lo que hace mucho más rápida la transferencia de los datos entre ellos. Mientras tanto y a nivel de memoria, el ancho de banda entre ésta y los propios chips también se ha aumentado.

Una de las tecnologías que parecía olvidada después de que no se utilizara en la serie Intel Core es la denominada Hyper Threading, que vuelve a retomarse en los nuevos Xeon. Es capaz de transformar cada uno de los núcleos en dos lógicos. Así, si un servidor contara con tan sólo dos procesadores, nos encontraríamos con hasta 16 núcleos en total.

Esto supone mejorar las prestaciones de los sistemas tradicionales hasta en un 50%. Sin ir mas lejos, tal y como comenta Antonino Albarrán, director de tecnología de Intel Corporation Iberia, “el primer día desde el lanzamiento oficial, los procesadores Intel Xeon de la serie 5500 ya han batido hasta 30 benchmarks”.

hyperv.jpg

Por su parte, Alberto Granados, director de grandes organizaciones y partners de Microsoft Ibérica, ha aprovechado la ocasión para hablarnos de las soluciones de virtualización de su compañía que, en combinación con el hardware de Intel, prometen importantes beneficios para los clientes.

Dentro de la iniciativa Dynamic IT, Microsoft lanzó el año pasado su apuesta por la virtualización, cuyo máximo exponente es Hyper-V. Gracias a esta solución, los clientes podrán extender la virtualización desde el centro de datos hasta el escritorio, incluso con un sistema de licencias más económico que otras compañías como VMware.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor