Los Netbooks están destrozando el mercado de portátiles

CloudEmpresasMercados FinancierosMovilidadProveedor de ServiciosProyectos

Los portátiles de bajo coste están consiguiendo un gran volumen de ventas, pero los márgenes que se consiguen son muy bajos, llevando al mercado a un estado del que tal vez no se recupere.

Según el analista de eWEEK y editor de Microsoft Watch Joe Wilcox, una crisis paralela a la económica está planeando sobre el mercado global de ordenadores y son Microsoft y sus Partners OEM los que tienen la llave para evitarla.

De lo contrario, todo parece indicar que los márgenes con que cuenta la Industria desaparezcan de escena. Para siempre.

En el día de ayer Gartner e IDC dieron a conocer sus estudios de mercado relacionados con el primer cuarto de 2009, en el que la venta de ordenadores ha caído un 6,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. En EMEA, se trata del peor dato desde 2001.

Sin embargo, la venta de netbooks o mini-portátiles se ha mantenido realmente fuerte. Por el momento no supone un gran porcentaje de esos 67,2 millones de unidades comercializadas en todo el mundo, pero está subiendo como la espuma.

“Los ordenadores portátiles de bajo coste han experimentado un crecimiento importante, donde la recesión económica obliga a los usuarios a priorizar el ahorro monetario”, ha indicado Mikako Kitagawa, principal analista de Gartner. “Se trata de un mercado que continuamente está presionando la bajada de precios en este mercado, principalmente en el segmento de consumo, pero también en el profesional y el educativo”.

netbook.jpg

Esta presión es potencialmente desastrosa cuando nos referimos al precio medio de venta de un ordenador, lo que puede poner patas arriba el mercado. Tradicionalmente los portátiles han sido más caros que los ordenadores de sobremesa y este detalle se ha traducido siempre en unos mayores márgenes para los OEM.

En agosto de 2008, el porcentaje medio de venta de los sobremesa con Windows fue de 569 dólares y el de los portátiles con Windows de 689 dólares. En enero, esta media ha caído a los 533 y 602 dólares respectivamente, mientras que en febrero los portátiles ya se situaban por debajo: 560 dólares de media en el mercado de sobremesa y 540 en el de notebooks.

Esta importante reducción de los precios retail en el segmento de portátiles está estrechamente relacionada con el aumento de las ventas. Según IDC, los fabricantes vendieron unos 5 millones durante el último cuarto de 2008, lo que supone la mitad de todo el año.

Otro dato esclarecedor. Windows XP estuvo a punto de desaparecer en el mercado de PC norteamericano en el mes de agosto. Sin embargo, en diciembre era el segundo sistema operativo más implantado después de Vista Home Premium, con una cuota de mercado del 13,7%. En este sentido, Microsoft pierde un importante margen por cada PC con Windows XP. Los OEM estiman una reducción en el precio entre 50 y 60 dólares con respecto a los que incorporan Vista Premium. Estos datos están basados en estimaciones ya que Microsoft no hace público lo que los OEM pagan por las licencias de Windows.

Tal y como comenta Joe Wilcox, la solución a este posible desastre pasaría por dos aspectos fundamentales: por un lado, un sistema de publicidad más eficaz y por otro, la separación de los netbooks del gran mercado de portátiles, aunque son medidas con una complejidad elevada.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor