Los nuevos procesadores móviles de Intel podrían salvar a la empresa

Empresas

Intel arrebataría posiciones a rivales como Qualcomm, Samsung y Apple y estaría listo de nuevo para su hegemonía.

Si Intel juega bien sus cartas, sus próximos microprocesadores móviles Silvermont, de los que ha dado detalles hoy por primera vez, podrían convertirse en los procesadores de facto de una amplia gama de dispositivos móviles.

Intel está a punto de traer una versión modificada de los chips con los que ha dominado los mercados de PC y servidor a innumerables dispositivos, desde los teléfonos y ordenadores portátiles a automóviles y todos aquellos sistemas de computación embebida.

El fabricante ha estado trabajando mucho en el desarrollo de estos chips que podrían salvar a la empresa del bache de rentabilidad que atraviesa con el declive de las ventas de PC.

Con estas nuevas piezas, Intel podría barrer con procesadores hechos por rivales como Qualcomm, Samsung y Apple, tal y como informa Business Insider.

De esta forma, los próximos dos años podría verse la fuerte lucha de unos fabricantes sobre otros para ofrecer a los consumidores la potencia de los ordenadores portátiles de la actualidad en los teléfonos y tabletas.

Para el período 2014- 2015, Intel prevé otorgar a sus chips móviles Silvermont una dimensión aún más pequeña, diseñándolos a un tamaño de 14 nanómetros frente a los 22 de ahora, y aumentar las posibilidades de su rendimiento.

Con un procesador móvil competitivo que se sitúa en el extremo superior del mercado, donde los consumidores están haciendo sus inversiones, y el dominio de la informática en la nube, Intel podría estar listo para el regreso de su hegemonía. Aunque para ello, tendrían que pasar aún unos años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor