Los países ricos contaminan a los pobres con su basura electrónica

Empresas
0 0 7 comentarios

¿Te has preguntado alguna vez donde terminan las toneladas de basura electrónica que generamos? Según un reciente informe, gran parte de estos residuos son enviados a países de África y Asia poniendo en peligro la vida de sus habitantes.

Esta práctica está expresamente prohibida, pero al parecer hay algunas empresas que se saltan a la torera esta norma y envían su basura electrónica a países africanos y asiáticos junto con los cargamentos de nuevos productos.

Este tipo de residuos son altamente contaminantes ya que contienen sustancias peligrosas que no pueden ser destruidas sin seguir un procedimiento de seguridad.

La Comisión de Energía Atómica de Ghana denuncia la existencia de contaminación por plomo, cadmio y otros materiales en un depósito ubicado en Accra, capital de Ghana. Esta basura provoca niveles de contaminación muy superiores a los permitidos en una zona frecuentada por niños, que incluso rebuscan entre los residuos para encontrar materiales que puedan cambiar por dinero.

Y es que este tipo de residuos se han convertido en la única fuente de ingresos para algunas personas. En este sentido, se calcula que con 100.000 móviles se pueden llegar a obtener 130.000 dólares en oro, 100.000 en cobre y casi 30.000 en plata.

Pero la basura electrónica no sólo se acumula en Ghana, ya que los investigadores también han encontrado vertederos de residuos procedentes del primer mundo en China, India, Pakistán, Vietnam o Bangladesh.

Algunos gigantes tecnológicos como HP, Microsoft, Dell o Philips han brindado su apoyo al programa StEP, cuyo principal objetivo es solucionar el problema que genera la basura electrónica adoptando un modelo global de reciclaje que permita conservar los materiales valiosos y desechar el resto sin contaminar.

 

vINQulos

EFE, International Business Times

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor