Los periodistas acreditados en Pekín sufrirán la censura china, después de todo

Empresas
0 0 2 comentarios

A sólo 10 días de que comiencen las Olimpiadas, parece que las autoridades chinas han dado marcha atrás en su promesa de permitir que los más de 5.000 reporteros que cubrirán los Juegos tengan libre acceso a Internet.

Les habían prometido que tendrían acceso a “todas” las páginas de Internet desde los puestos habilitados por la Organización de los Juegos Olímpicos en el Centro de Prensa y en las dependencias de los atletas. Pero no va a ser así. Los 5.000 periodistas acreditados para cubrir las Olimpiadas en las próximas semanas no tendrán acceso a algunos sitios como el de Amnistía Internacional o cualquiera de los sitios de Tibet, según informa Associated Press.

Cuando las autoridades chinas presentaron su candidatura para que se celebrasen los Juegos Olímpicos en su país, hace ahora siete años, aseguraron que “habría completa libertad de prensa”. En abril, los organizadores chinos aseguraron al Comité Olímpico Internacional que no habría censura para los extranjeros, algo que sin embargo tendrían que seguir sufriendo los ciudadanos chinos.

Sin embargo, los miembros del Comité Olímpico han enviado una carta aclaratoria a la prensa diciendo que la libertad se circunscribe sólo a los “sitios relacionados con las competiciones olímpicas”. Algunos periodistas ya han expresado su frustración y muchos sospechan que esta medida es deliberada y que pretende reducir el uso de Internet.

La historia va a traer cola. Por ejemplo, el mes pasado, la cadena de noticias NBC Sports, que ha pagado por los derechos de emisión de los Juegos 900 millones de dólares, pidió a los organizadores que levantasen las restricciones de emisión y entrevistas en Tiananmen Square. La respuesta fue tajante: “No insistas”.

vINQulos
CNet News

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor